ANUNCIO-ARREOLA-1.png
GRR logo

México D.F. Lunes 25 de Marzo de 2019 | 16:53


  • Hiel y Miel, el blog de Tere Vale

    Hiel y Miel, el blog de Tere Vale


31-10-2018 DROGAS CAMINOS HACIA LA LEGALIZACIÓN

Los estereotipos a través de los cuales se aborda el tema del consumo de la marihuana constituyen, hoy en día, un obstáculo que debemos de superar. A la luz de lo que pasa en el mundo, es necesario que México transite de la era maniquea de los mitos, los dogmas y los prejuicios sobre el consumo de las drogas, a una toma de decisiones fundamentadas, sobre la base de la información sustentada, científica, con datos duros, abierta y crítica.

La problemática relacionada con esta dificultad en México ha experimentado cambios en los últimos años. A pesar de la prohibición, diversas mediciones en la Encuesta Nacional de Adicciones, en sus varias ediciones, muestran que el consumo de estas sustancias en nuestro país ha ido en aumento, especialmente el de drogas lícitas como el alcohol (y desde luego el tabaco) al que tienen acceso no solo adultos sino, preocupantemente, niños y adolescentes. Estos datos son muestra clara del fracaso del paradigma prohibicionista: cada vez se consume más, consumen más también niñas y mujeres y todos a más temprana edad, situación que trae aparejadas serias consecuencias tanto para la salud de quien lo consume como de la gente que los rodea.

El consumo de alcohol provoca en México más de 60 mil muertes al año y más de la mitad de los adolescentes que son retenidos en el Consejo Tutelar de Menores están ahí por cometer infracciones bajo los efectos del alcohol, no de la mariguana, droga hasta hoy ilegal para su consumo recreativo.

El número de personas que han probado alguna droga ha aumentado significativamente de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Adicciones que ya mencionamos. El despliegue de fuerza para imponer la prohibición no solo no redujo el consumo de estas sustancias sino que lo aumentó. Y se ha olvidado que el principal objetivo de la lucha contra las drogas y su consumo debería ser básicamente prevenir la demanda de estas sustancias en niños y jóvenes por los efectos nocivos que traen para su desarrollo al igual que tratar los problemas de salud y psicosociales que se relacionan con el consumo de estas sustancias por parte de los adultos. Ese, pienso, es el desafío, mover los indicadores de consumo y prevenir las adicciones en los menores así como, y aquí quiero hacer énfasis,  permitir que los adultos libremente tomen sus propias decisiones y ejerzan a plenitud las capacidades de su conciencia. Basta de prohibición.

A la fecha, 188 países han suscrito el convenio prohibicionista como uno de los más ineficaces en la historia de la humanidad.

Desde hace muchos años me he pronunciado públicamente por la despenalización del consumo de drogas y especialmente el de la mariguana para adultos. Lo que muchos queremos es que se atienda a los adictos sin que se les considere delincuentes en vez de farmacodependientes que es lo que son. Como psicóloga y comunicadora creo que no hemos hecho lo suficiente por implementar campañas especializada para niños y jóvenes, a todos los niveles, que den a conocer y muestren los riesgos de las drogas. La propuesta de la despenalización y legalización del consumo de estas sustancias debería asegurar el mayor castigo posible y la lucha sin tregua contra los delincuentes que vendan drogas a menores. Pero… si una minoría de adultos quiere o no quiere consumir drogas es un asunto, creo yo, estrictamente personal y el Estado no tiene por qué volverse el tutor o cuidador de personas mayores de edad que toman la decisión de ingerir ciertas sustancias. Este combate a psicoactivos y su consumo es absurdo cuando la droga que más muertes produce en el mundo es una sustancia legal: el alcohol, que podemos comprar en cantidades ilimitadas a la vuelta de la esquina y que se vende en antros y bares sin importar la edad del consumidor por la corrupción y complicidad de traficantes, comerciantes y autoridades, ya que la sociedad promueve alegremente su consumo no con fines “medicinales” si no para pura y exclusivamente propósitos recreativos, palabra que tocando al alcohol no causa escozor a los defensores del prohibicionismo.

La propuesta de legalizar, en una primera etapa, el consumo de mariguana está encaminada a tocar el corazón del enorme poder económico de los grupos dedicados al narcotráfico. Ese cambio de paradigma ya se ha dado en otros lugares del mundo donde la marihuana se produce y se vende de forma legal, regulada por el Estado, y de paso desechar algunos de los mitos relacionados con el tema, especialmente lo relacionado con el aumento exponencial de consumidores y adictos que muchos conservadores vaticinan que podría presentarse.

En Europa, Portugal, Suiza, Holanda y Bélgica son algunos países en los que el consumo y posesión de marihuana es legal. Portugal despenalizó, con algunas restricciones, el consumo de drogas en el año 2001. Por ejemplo, el uso de ella en espacios públicos no está permitido y es necesario tener más de 18 años para hacerlo.

La legislación portuguesa establece que una persona puede llevar hasta 10 dosis diarias de cannabis o hachís, eso sí, si una persona es sorprendida con una cantidad superior a estos límites, se considera en posesión para la venta y esto no está permitido. El Consejo de Administración del Observatorio de Drogas de Portugal confirma que, uno de los beneficios de esta política es que no criminaliza al consumidor, pero tampoco legalizar su venta lo cual ha causado un notable cambio en la percepción social sobre las drogas como uno de los principales problemas del país. A muchos años de haberse implementado estas medidas, lo que se observa es que ha habido progresos en todos los indicadores de salud relacionados con las consecuencias del uso de drogas, como una caída muy significativa en las cifras del VIH-SIDA, de la hepatitis C y de otras muertes asociadas a prácticas de riesgo por consumo de drogas.

Encontraron igualmente un retraso en el inicio del uso de drogas por los jóvenes y un aumento de la eficiencia de la actividad de las policías y de las aduanas. Otro caso, mucho más cercano geográficamente, es el de Estados Unidos, donde la posesión o abastecimiento de marihuana en los estados de Colorado, Oregon, Alaska y Washington, es legal para fines recreativos, al tiempo que, para fines médicos, está permitido en una docena de estados más.

Aquí destaca el caso de Colorado donde, desde 2014, se legalizó la venta de mariguana con fines recreativos luego de que, en 2010, se legalizara con fines medicinales. Esta aprobación permitió la creación de la industria de marihuana comercial en el estado. La venta se permite exclusivamente en locales regulados y previa entrega de patentes especiales para este fin. Hoy en día, las personas mayores de 21 años y que tengan ID de Colorado, pueden comprar hasta una onza de marihuana (28 gramos, que da para unos 60 cigarrillos, más o menos) si así lo desean. Quienes no son del estado pueden comprar hasta un cuarto de onza. Además, se permitió el autocultivo en propiedad privada de hasta seis plantas por persona y un máximo de doce por cada hogar.

Existe la prohibición de fumar esta yerba en lugares públicos; tampoco se permite portar más de una onza y el cannabis no puede salir del estado. La ley también entregó la facultad a cada municipalidad de elegir si quiere o no permitir la presencia de locales expendedores, por lo que aún en varias ciudades del estado dichos comercios no existen.

En Colorado tan solo en el primer día de venta de marihuana el estado recolectó un millón de dólares en impuestos. Entre enero y mayo de ese año, se recolectaron cerca de once millones de dólares en impuestos, sin contar lo derivado del cannabis medicinal. Otro de los beneficios importantes que trajo la marihuana a Colorado, es el aumento del empleo. La industria del cannabis requiere de más empleados, ya sea para vender la marihuana en los locales, como para todo el proceso de producción.

Pero claro, muchos dirán esos son solo asuntos de dinero y ocupación, ya que uno de los principales argumentos de las partes que se oponían a la legalización de la venta de marihuana era que la delincuencia iba a aumentar considerablemente en estos estados de la Unión Americana. Sin embargo, eso no sucedió, los robos bajaron cerca de un 5% en los primeros cuatro meses del año 2014, respecto al mismo periodo del año previo. La tasa de homicidios cayó 40% en la primera mitad de ese año y los delitos sexuales bajaron un 19.8%.

Otro de los argumentos en contra era el posible incremento del número de accidentes viales. Al respecto,antes de la puesta en marcha de la venta de marihuana recreativa, congresistas republicanos aseguraban que se registraría un incremento significativo en el número de personas drogadas en las carreteras, lo cual traería fatales consecuencias. Sin embargo, a finales de abril de 2014, la Patrulla Estatal de Colorado reportó que, durante el primer trimestre de ese año, los accidentes fatales descendieron 25.5% comparado al mismo periodo del año previo. Además, las cifras de mortalidad en accidentes se ubicaron muy cerca de su tasa más baja desde el año 2002.

Es importante decir que la ley prohíbe la venta a quienes no han cumplido los 21 años, que es la edad adulta en dicho estado.

Uruguay es un caso relevante para México, al ser ambos países latinoamericanos. Entre los datos que se enfatizan sobre la regulación de la producción y venta del cannabis que se llevó a cabo en esa nación en 2013, destaca mayormente que no aumentó el consumo de esta droga, de acuerdo con datos de la Junta Nacional de Drogas (JND), adscrita a la Presidencia.

En este país sudamericano se establece que los consumidores pueden cultivar sus propias plantas, con límites establecidos, inscribirse en clubes de membresía para obtener una cantidad específica por mes y se regula la cadena entera de producción y compra de marihuana a través de un sistema de licencias de producción, de comercialización y de abastecimiento personal.

El último informe sobre drogas la ONU señala que todavía no es posible conocer los efectos a mediano plazo en el consumo consuetudinario de mariguana a partir de estas regulaciones pero, por los primeros datos dados a conocer en distintos países, el pronóstico no parece ser adverso.

Ahora bien, más allá de lo social, comercial o político vayamos al tema central: ¿qué tan letal o peligroso para la salud resulta el consumo de mariguana? De acuerdo con datos de Estados Unidos, el consumo de tabaco genera alrededor de 400 mil muertes anuales en dicho país. El consumo de alcohol (sin incluir accidentes de tránsito), es responsable de 125 mil; las sobredosis por medicamentos de prescripción oscilan entre las 14 mil y las 27 mil muertes anuales en el vecino país del norte; las sobredosis por drogas ilegales ascienden a entre tres mil 800 y cinco mil 200. Las muertes por consumo de marihuana en dicha nación ascienden a cero. No hay registros de muerte por consumo de marihuana en los Estados Unidos que es, sin duda, la nación donde el consumo de estas sustancias es uno de los más altos en todo el mundo.

El alcohol, por ejemplo, es a nivel mundial responsable de 2.5 millones de muertes al año, de los cuales, 320 mil resultan ser jóvenes, ello de acuerdo con datos difundidos recientemente Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic). Además, la mortalidad por trastornos por abuso de alcohol ocupa el treceavo lugar en los hombres y el alcohol consumido en exceso es el principal factor de riesgo para enfermar y morir joven en los hombres y ocupa el sexto lugar en las mujeres.

A nivel mundial, las dos principales causas de muerte en personas que tienen entre 10 y 19 años y que están íntimamente ligadas al abuso del alcohol, son los accidentes en vehículos automotores y la violencia interpersonal.

Otra droga legal, el cigarro, es responsable, tan sólo en México, de alrededor de 130 muertes diarias. Al respecto, de acuerdo con Atención Médica de la Dirección General de Servicios Médicos de la UNAM, al año se reportan 46 mil 400 decesos asociados al consumo de tabaco.

Por otra parte, existe evidencia científica que muestra que consumir mariguana durante la niñez y adolescencia puede generar cambios temporales y/o permanentes en el cerebro de los jóvenes consumidores. Especialmente se presentan alteraciones en la memoria, el aprendizaje e incluso en la capacidad intelectual. Esto sucede en niños, pero existe evidencia solida que nos dice que no sucede en adultos donde las funciones cognoscitivas están ya consolidadas. Los adultos que fuman asiduamente mariguana no sufren formas permanentes ni significativas de deterioro intelectual. El impacto más grave, como veíamos antes, se da en el desarrollo del cerebro si se consume esta sustancia durante la niñez y la adolescencia. Desde luego, el alcohol, el tabaco y la mariguana no son sustancias sanas ni mucho menos recomendables, pero los efectos atribuidos a esta última son menos graves que las consecuencias que trae consumir las dos primeras.

El consumo de la mariguana mata infinitamente menos personas que el consumo de alcohol y existen innumerables estadísticas en México y en el mundo que lo prueban, pero nadie en su sano juicio consideraría hoy la idea de prohibir su consumo, pues como ya hemos visto en momentos represivos de la historia mundial, se estaría generando nuevamente un tremendo problema de contrabando ilegal o mercado negro, que daría lugar al surgimiento de mafias abocadas a la producción, venta y distribución de bebidas alcohólicas, tal como ocurre con las drogas y la mariguana actualmente y no se bajaría, ni siquiera parcialmente la ingesta de bebidas alcohólicas.

Los adultos tenemos derecho a tomar nuestras decisiones en todos los ámbitos siempre y cuando no afectemos los derechos de los demás. Las prohibiciones sobre el consumo de estupefacientes dejan el mercado de las drogas en manos de los narcotraficantes, cuando este podría estar controlado por el Estado.

La propuesta de Olga Sánchez Cordero, (al parecer futura Secretaria de Gobernación en el inminente gobierno de AMLO) con relación al abandono de las políticas prohibicionistas en la producción y venta de mariguana y amapola (imprescindible para la elaboración de la necesaria morfina con fines medicinales) resulta inteligente, valiente y adecuada a los tiempos actuales y a lo que está sucediendo en todo el mundo. Ojalá la cerrazón y la ignorancia no constituyan un obstáculo infranqueable para que se abra este camino para México. No nos queda más que confiar y esperar como decía el Conde de Montecristo.

 

Descargas



send send

Comentarios



Blog

Hiel y Miel, el blog de Tere Vale

Hiel y Miel, el blog de Tere Vale

Escucha a Tere Vale todos los lunes, miércoles y viernes en punto de las 3:30 pm con Eduardo Ruiz Healy en el 103.3 de Fm. Recriminaciones y porras: @TVale2012 Facebook: Teresa.ValeCastilla



Videos


Arreola-Libro.jpg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter