ANUNCIO-ARREOLA-1.png
GRR logo

México D.F. Jueves 23 de Mayo de 2019 | 18:32


  • Plumas invitadas

    Plumas invitadas


26-04-2017 LA ORFANDAD DEL PRI DE 2000 AL 2012 Y LOS GOBERNADORES CORRUPTOS

por Raúl González Avelar

 

El fenómeno de la orfandad del PRI durante  los doce  años de los gobiernos del PAN, es un capítulo de la historia política del país poco analizado. Los  escasos enfoques  sobre el tema generalmente se refieren al aspecto de la alternancia como un  hecho que marcó un hito, que no ha tenido una explicación ni ponderación clara. (mucho menos resultados).

Por lo que respecta al fenómeno de la corrupción, es claro que responde a un gran número de factores,  cuyo denominador común parece ser un elemento del ADN incrustado en un gran número de  mexicanos. No respeta niveles económicos ni sociales ni sectores (en el público y privado se establece como una conveniente simbiosis)  ni regiones, es como la humedad que invade todo el tejido social y se nutre en la impunidad. 

Actualmente este flagelo se  ha manifestado mediáticamente en nuestro país en el gran número de gobernadores que han resultado unos atracadores de las finanzas públicas de sus estados, rebasando el campo simplemente delincuencial para ubicarse en el de la siquiatría, pues no es explicable que estos gobernadores que están señalados, iniciados y/o perseguidos (Chihuahua, Veracruz, Quintana Roo, Durango, Sonora y otros muchos más)   piensen que podrán vivir libremente después de robarse miles de millones de pesos. Y uno se pregunta: ¿por qué ese desenfrenado y enfermizo deseo de poseer tantos millones?  ¿Qué pasará por sus mentes cuando saquean a su estado?  ¿ a qué nivel de degradación ética y moral han llegado? ¿se sienten totalmente impunes? ¿no tienen familia?.

En este complicado tema, trataremos de señalar un factor común que se registra en el caso de los gobernadores señalados  y otros anteriores, también con problemas de corrupción y es la forma en que fueron seleccionados como candidatos. 

En efecto, la orfandad del PRI durante los doce años de gobierno del PAN. determinó que los candidatos a gobernadores de PRI en los distintos estados, estuviera, en el mayor de los casos,  decidido por el gobernador saliente y el presidente del partido, lo cual fue una pésima combinación, pues predominaron los mafiosos intereses locales y del presidente del partido en turno, sin control presidencial que atemperara  los interese locales, sin que esto quiera decir que antes, con la exclusiva  selección presidencial, no produjeran  gobernadores corruptos, la diferencia es el desenfreno observado en la orfandad  del PRI.   Veamos la situación: 

En el 2003 en Sonora,  siendo presidente del PRI el impresentable Roberto Madrazo y gobernador Manlio Fabio Beltrones,   nombran entre los dos a Eduardo Bours C.

En ese mismo año en Oaxaca, siendo gobernador José Murat y coludido con el presidente del partido Roberto Madrazo  nombran a Ulises Ruíz Ortiz (toda una banda).

En  el 2004 en Durango, en un caso extraordinario, rebasan al gobernador Ángel Sergio Guerrero Mier,  e Ismael Hernández coludido con Roberto Madrazo, se auto nombran candidato en contra de la estructura partidista, lo que representó  de hecho: un  “golpe de estado” 

En el 2004, en Veracruz el gobernador Miguel Alemán, no puede con Roberto Madrazo quien nombra a Fidel Herrera, otra fichita que después impondría al delincuente  Javier Duarte. 

En el 2005, en Puebla, el gobernador Melquiades Morales, junto a Mariano Palacios Alcocer, presidente del PRI, nombran al “gobernador precioso”  Mario Marín Torres. 

En 2005, en Coahuila siendo gobernador Enrique Martínez y Martínez se le impone Beatriz Paredes, presidenta del PRI y nombra a Rubén Moreira, otro cuestionado.

En 2010 en Veracruz, el inefable Fidel Herrera convence a Beatriz Paredes para nombrar a Javier Duarte. “ El loquito fotogénico”, para cubrir su cochinero. 

En 2010 en Chihuahua, siendo gobernador José Reyes Baeza y presidenta del PRI  Beatriz Paredes se nombra  al inolvidable Cesar Duarte, creo yo sin el visto bueno del gobernador. 

En 2010 en Durango, el gobernador del estado Ismael Hernández Deras, convence a Beatriz Paredes para nombrar a Jorge Herrera Delgado.

En el 2016 otra vez interviene Ismael Hernández Deras y convence a Manlio Fabio Beltrones, presidente del PRI,  asegurándole su triunfo, para que nombre  a Esteban Villegas, con lo cual logra  intervenir en tres elecciones de candidato a gobernador de  Durango: dos con éxito y una frustrada por la sociedad. 

El otro factor común que posibilitó el saqueo de estos sátrapas, fue el arrebatado federalismo que canalizó recursos a los estados sin control federal, dejando éste a los Congresos locales, siempre dóciles y controlados por los ejecutivos correspondientes. La fugaz bonanza  petrolera engrosó lo bolsillos de la mayoría de los gobernadores, sin distingos de partido. 

Finalmente a los señores gobernadores en funciones (de todos los partidos) un atento comentario: cuídense de saquear los recursos públicos: si no es por honestos, cuando menos para que no pasen sus últimos días pudriéndose  en la cárcel  sin poder disfrutar de lo robado, pues parece ser que finalmente el gobierno federal, está decidido a combatir la corrupción como elemental medida de supervivencia, de ellos y del país.  Ya veremos.

 

 

Descargas



send send

Comentarios



Blog

Plumas invitadas

Plumas invitadas

En este espacio aparecerán artículos firmados por colaboradores ajenos al GRR quienes aportan su conocimiento y sus letras para enriquecer la información de este portal


Arreola-Libro.jpg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter