ANUNCIO-ARREOLA-1.png
GRR logo

México D.F. Martes 19 de Noviembre de 2019 | 08:25


  • Patricio Carvallo

    Patricio Carvallo

  • 15-08-2019Cambio de cultura: ¿Nueva Era?

    El liderazgo de los países del norte como polo de atracción gracias a su desarrollo ha sido y sigue siendo motivo de diversas migraciones. Políticas migratorias restrictivas aplicadas tras las guerras mundiales invitaron a excombatientes europeos a buscar alternativas allende sus fronteras. Fue en la obtención de permisos y oportunidades de trabajo para tener una vida digna que cada país hizo alguna diferencia, mientras que el nacionalismo a ultranza fue el repelente.

    ¿Por qué hacia EUA? Se hizo famoso por el Sueño Americano –Come to America- a quienes embelesados por la libertad e igualdad se ‘garantizaba’ las oportunidades de prosperar (sin miramientos a la condición social). Así, los de nuevo ingreso-new comers- arriesgaban todo en un país que a través de sus películas promovió que TODOS los hombres fueron creados iguales, logrando movilidad social. Sin embargo, sus intervenciones militares lograron imponer un liderazgo ya cuestionado en varias ocasiones y hoy empieza a tambalearse por el terrorismo interno que favorece crímenes de odio.

    Ronald Reagan decía que cualquier persona proveniente de lo más recóndito del planeta podría convertirse en estadounidense. Hoy sabemos que la fortaleza de un pueblo radica en su gente. Obvio, si aprovechas la política de puertas abiertas y orientas capacidades, se robustece tu estructura interna. Siendo simplista, podemos resumir el éxito norteamericano en la aceptación de luchones y guerreros que tuvieron un sueño y una iniciativa de jugárselo todo. 

    Dicha política de apertura se está cerrando. Trump no cree en la migración como detonante del desarrollo. Lo ve como una afectación a su país, una invasión de malandros que le harán daño a su comunidad, donde paradójicamente hasta su esposa es migrante. Esta incongruencia pone en riesgo su liderazgo (de EUA no de Trump) y lo merma (a Trump no a EUA). Pero como en todo cambio –especialmente el de cultura- la gente del mundo migra hacia esa tierra por lo que fue, con la esperanza de que su administración termine pronto y que no se reelija. ¿Está en riesgo el liderazgo? Es una oportunidad para México? La libertad y oportunidad están jugando- ¿qué apuestan? ¿Quién pierde? ¿Qué se pierde?

    Ser un polo de atracción fue sinónimo de liderazgo; Hoy de desesperación. Ya los países del norte han vuelto a reorientar sus políticas de aceptación. Alemania, Turquía, Francia y Canadá favorecen la migración ordenada y segura, de especialidad, de intercambio cultural para el desarrollo. No son puertas abiertas por solidaridad, son filtros y estrategias para mantenerse competitivos. Los migrantes que todo lo arriesgan harán lo mismo por la nación que los acoja. En general, pienso yo, que el agradecimiento de los nuevos migrantes, de esa oportunidad, derrama más amor y compromiso por la tierra que los recibe, que la percepción del mérito del ‘nacionalista’.

    Sugiero que la política migratoria nacional se reflexione en el sentido de las implicaciones a largo plazo. Abrir nuestras puertas debe contemplar con conocimiento de causa objetivos y resultados. Hoy la historia y la tecnología nos permite proyectar y no sobra un estudio prospectivo de políticas de aceptación: tal vez sea hora de replantearlas!

     

    Leer más
  • 30-07-2019Cambio de Cultura: Intenciones

    Continuando con la acción, me parece que con los recursos del Fondo Yucatán designados para frenar la migración originada en Centroamérica, México hace vanguardia; ejemplo de que la intención cuenta, pero el dinero detona. No se trata de hacerle la ‘chamba’ a los países vecinos, sino de empoderar a la gente, hacer pública y evidente la opción de trabajo por el pueblo y para el pueblo apuntando a resultados.

    Así, comparto absolutamente ‘predicar con el ejemplo’ y ‘purgar’ de alguna forma las malas prácticas que han caracterizado a la administración pública, incluyendo a la de Hispanoamérica. Hago esta presunción considerando que muchos males administrativos fueron heredados. Sí, suena extraño, pero así lo creo. No surgimos de la nada, desde la Colonia las instituciones (si permiten la analogía) fueron borradas e inoculadas por las españolas y algunos símiles franceses. Recuerdo que Simón Bolívar logró erradicar a los gachupines (de ahí el mote) pero el daño estaba hecho, aun con su loable intención de unificar a América del Sur. ¿Y quién más ha pensado en Centroamérica en este sentido?

    Hasta ahora los mandatarios de Guatemala y Honduras han agradecido los buenos oficios del Presidente mexicano para detonar su economía, aun cuando todos sabemos que 90 millones de dólares no harán la diferencia, pero sirven para el arranque. Hace doce años, se iniciaron los trabajos para que México tuviera una legislación migratoria más humana. En este 2019, se está ‘Sembrando Vida’ en Centroamérica con vista a reforzar sectores estratégicos de la región, como el café y los maderables. Además, se ha convenido que el apoyo económico será constante, cada año, en este mandato.

    Es normal estar en desacuerdo con las políticas internas, todas las voces cuentan. Pero también es buen momento para entender el rumbo que se pretende. Muchos hemos pensado en la cohesión que se rompió hace cinco siglos y en el cómo reconstruirla; ésta iniciativa de ‘siembra’ podría ser un buen inicio. También creo que hay que preguntarse las cuestiones que rondan estas nuevas ideas, ¿qué piensa nuestro Presidente sobre raza, injusticia, libertad? Es posible que encontremos varios argumentos que sustentan la idea de cohesión.

    Más allá de las presiones económicas que ejerce Donald Trump, Centroamérica lleva casi 25 años (re) construyendo sus Estados de Derecho a raíz de los Acuerdos de Paz de 1995, sin éxito. Mucha gente forma o ha formado parte de algún proceso militar y no han alcanzado los objetivos de desmilitarizarse, desarmar a los grupos combatientes y democratizar la región, y esos ya nos están llegando. Me parece evidente que el problema, más que un tercer país (Guatemala), requiere un tercer interlocutor ‘seguro’. La situación en la región se agrava sobre todo en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. 

    Insisto, no se trata de analogarle con Simón Bolívar, pero si hacemos un recuento de las luchas que ha enfrentado y que sigue atendiendo AMLO, el enfoque es bastante claro hablando de intenciones. Hacer algo diferente, dar el ejemplo, aceptar a los que huyen para salvar su vida, no le ha quitado lo humanista a nuestra Ley Migratoria, pero no es suficiente y hay que atender otros frentes. 

     

    Leer más
  • 15-07-2019SEMBRANDO VIDA

    La Cooperación Internacional para el Desarrollo (CID) es hoy, en el concierto internacional, la diferencia entre subsistencia y declive, es evidenciar la importancia de asumir la responsabilidad social de los gobiernos y sus titulares, y compartirla. Así, el Cambio de Cultura empieza cuando las inversiones contribuyen al mejoramiento social. No hablo del enriquecimiento derivado de una inversión, sino de un objetivo claro como lo es el desarrollo que, entendido de manera integral y sustentable, permite el progreso de la economía, el ambiente y la sociedad en su conjunto.

    El plan de México, como ya lo hemos dicho, no está descubriendo el hilo negro. Invertir en las comunidades expulsoras de migrantes hace la diferencia entre obligar u optar por salir de su tierra. Sin embargo, los programas establecidos por diversos Organismos Internacionales (OIs) no han sido suficientes ni efectivos para dejar en claro las consecuencias de un éxodo, de la migración forzada. 

    En mi artículo anterior hice referencia a que la membresía cuesta pero para obtener el apoyo de dichos OIs había que pagar extra y lo sostengo. Si vemos que para ejercer dichos recursos hay que contratar ‘expertos y consultores en implementación, logística, viajes, cabildeo, etc., ya se nos fue el 20 por ciento del recurso, más gastos misceláneos, finder’s fee 15 por ciento. Por ministraciones que se otorgan conforme a resultados en un plazo de 5 años, otro cinco por ciento. Si a estos recursos los atraviesa una elección en cualquiera de los países ‘beneficiarios’ se congela la implementación y corren el riesgo de diluirse en el proceso trans-administrativo, transexenal.

    Entonces, ¿porqué hoy sería diferente? Para arrancar el Plan Integral de Desarrollo para Centroamérica, México como gestor está proponiendo ampliar el Programa Sembrando Vida y cobijarlo con una bolsa integrada por los Fondos Yucatán (2,000 mdp), más 1,500 millones de dólares de UNICEF para el mejoramiento de la infraestructura de escuelas de educación básica en Guatemala, Honduras, El Salvador y el sureste de México, de la CID Chilena con 20 mdp, y lo que había señalado del reencauzamiento de los fondos etiquetados en la Iniciativa Mérida de más de 2,300 mdd. De esta forma, desglosando los últimos recursos de Cooperación Internacional ‘acordados’ alrededor del mundo suena viable. 

    La visión de EUA como afectado, interesado en controlar la expulsión de los países de origen debiera ser mayor que cualquier otra, pero su economía no parece aguantar esa obviedad. Por su parte, los países de Sudamérica como expulsores no podrían participar en gran medida pero apoyan la iniciativa mexicana, pues algunos también son receptores de migrantes. Los países europeos como ‘colaboradores’ del bienestar social, cuentan con recursos etiquetados para productividad y conservación del medio ambiente.

    Insisto, la visión de frenar la migración forzada es buena, los medios hay que afinarlos, los recursos gestionarlos con mucha inteligencia regional pero el objetivo no hay que perderlo y mucho menos pensar que los fondos serán suficientes, porque no es así. Sin embargo, creo que el esfuerzo es muy loable y, de lograr el objetivo, podría ser referente para otras latitudes, sobre todo en el sentido de Co-Laboración integral de Responsabilidad Compartida que ello implica. 

     

    Leer más
  • 09-07-2019CAMBIO DE CULTURA: AUSTERIDAD INTERNACIONAL

    Hablando de recortes al presupuesto, aquí una idea. Las cuotas que paga México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, por la membresía a las diversas organizaciones internacionales varían en función de la temática, los objetivos y resultados esperados. En el caso de las cuotas al tema migratorio, recuerdo que en el 2008 el pago a una de ellas ascendía a más de 620 mil francos suizos que equivalen a un poco más de 12 millones de pesos. No obstante, dicha membresía no incluye trabajo per se, sino sólo la entrada, el ‘cover’. 

    Tras la aparición de la comunidad internacional Pro Migrante en el parque México, donde se promovieron los servicios de ACNUR, Médicos Sin Fronteras y otras, bajo el techo de los derechos humanos y el respaldo de la sociedad civil, me da la impresión que no los están tomando mucho en cuenta ($).

    Sabemos que la migración se encausa no se detiene. Sin embargo, sería muy motivador que al revisar los portales web de dichos organismos encontrásemos propuestas de desarrollo y arraigo en los países emisores, en especial de aquellas oficinas con sede en México quienes bien podrían abogar/sumar a la migración como opción. Considero de mal gusto que ante la crisis humana que se vive en Centro y Sudamérica, dichas organizaciones se estén placeando para obtener más fondos en nuestro país cuando su trabajo puede orientarse a desmitificar el sueño americano.

    No sólo eso, encontré que existe un convenio con el municipio de Tijuana para encontrarle trabajo a los extranjeros, surgiendo así otras preguntas, ¿Porqué no hicieron lo mismo por los mexicanos residiendo en Estados Unidos? ¿La municipalidad de Tijuana se beneficia de ello? Más enjundia… dicha agencia implementa un Plan Regional para atender a los venezolanos en las Américas, que paradójicamente es financiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos a través de la Population, Refugees and Migration Bureau. Cara dura!

    No se queda atrás la Organización de Estados Americanos que después de casi diez meses de crisis hoy avala las políticas del gobierno mexicano, ahora sí, con miras al crecimiento económico de los países expulsores centroamericanos y visión de respeto y justicia social. 

    Sugiero que esos recursos y esas negociaciones se redirijan a programas de sensibilización y de recomendaciones sobre mejores prácticas de reconstrucción social en aquellos países para fomentar el desarrollo, como la CEPAL que, en lugar de entregar información sobre procesos de legalización en México, ofrece proyectos de cooperación incluyente para generar economías en transición.

    Los invito a cuestionar a los ‘defensores de migrantes’, porque así se proclaman algunos, como si todo extranjero fuera víctima en nuestro país. Igualmente, hay que considerar los grandes avances que en la materia como país hemos realizado; los clubes de migrantes, las defensorías y reconocimientos en algunos estados de EUA pero sobre todo, el haber cambiado la Ley General de Población por una Ley de Migración humana e incluyente que hoy permite el tránsito de las caravanas. Ojo, que no es una plataforma para que Naciones Unidas exija desde esa visión la gestión de recursos humanitarios a destajo. ¿También queremos pagar por este ‘respaldo’?

     

    Leer más
  • 14-05-2019Cambio de Cultura: NEO NACIONALISMO, ¿VIABLE?

    El liberalismo de Adam Smith pretende un mercado libre que funciona sin trabas, principalmente sin la intervención del Estado. Además de industrialización y produccionismo generada por la inversión extranjera directa (IED), implica establecer una administración estricta de la justicia y erigir instituciones públicas que nunca deben responder a intereses individuales. Lo que no funcionó en ese modelo fue la corrupción de las instituciones que evitó el empoderamiento de la ley y la impartición de justicia ‘ciega’. La economía por sí sola no es virtuosa.

    El nacionalismo es la ideología de un pueblo, la identificación y pertenencia a un lugar y una historia. El nacionalismo económico se preocupa por el consumo interno, el trabajo y la formación de capital interior para eliminar la dependencia, aunque esto incluya la imposición de restricciones. Engloba creencias y cultura resguardados en la cohesión del pueblo convencido por el rumbo marcado su líder. Para bien o para mal, esto genera una etiqueta de identidad. ¿La perdimos?

    El nuevo nacionalismo como legitimidad política ha sido la punta de lanza de los gobiernos líderes del mundo actual, ya que implica introspectar y cerrar filas. Juan Felipe López Aymes publicó en 2008 que… ‘La tecnología se considera importante en la promoción del orgullo nacional’ y está claro que en el ramo tecnológico, espacial y armamentista el mundo es trilateral. China, Rusia y Estados Unidos de América han demostrado con acciones conservadoras y proteccionistas que su rumbo es claro.

    La concepción de la naturaleza y origen de una nación configura diversos paradigmas que necesariamente son subjetivos. No obstante, vivimos un cambio de ciclo político, una Transformación. Me atrevo a decir que la Deconstrucción de una cultura. De un análisis simplista al rumbo y al significado de neonacionalismo considero está lejos de ser la resultante de una iniciativa personal o visión individual. Me parece que obedece a la necesidad de hacernos resilientes y menos vulnerables. ¡A mí mis chicles!

    Implica estrechar fronteras y priorizar los problemas internos fomentando la unidad nacional. Es una propuesta contraria al globalismo y al libre comercio. Los flujos migratorios afectan la identidad dadas sus ideologías foráneas. Oponerse a la migración conlleva oponerse a la ‘modernización’, sí en parte. Por ello la migración se regula, se programa. Hacernos invulnerables, no lo creo, es contra natura. Sin embargo, sí contempla una expansión fiscal; nos esperan más impuestos. Si se consideran las colaboraciones público-privadas ‘controladas’, entre otros que ya hemos visto.

    En términos geopolíticos contemporáneos, la estrategia nacionalista, proteccionista es guerra contra todos para tratar de reducir su déficit económico. En este orden de ideas, pareciera que México enarbola su nueva ideología acorde con varios países en el mundo. El Neo Nacionalismo de AMLO trata de reducir el malestar social favoreciendo políticas de austeridad. El presupuesto presentado al Congreso tranquilizó a los mercados y el combate al huachicol legitimó su liderazgo. Hoy, ya se considera reordenar la migración que antes fuera prioridad humanitaria resultante de una política de puertas abiertas. Avanzamos (?)

     

    Leer más


Blog

Patricio Carvallo

Patricio Carvallo

Cambio de Cultura


TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter