ANUNCIO-ARREOLA-1.png
GRR logo

México D.F. Lunes 14 de Octubre de 2019 | 11:14


  • Plumas invitadas

    Plumas invitadas

  • 03-07-2019#PrideCDMX ¿Por qué festejar el orgullo gay?

     

    VENUS REY JR.

    La década de 1960 fue muy activa en movimientos pro libertades civiles y derechos humanos en Estados Unidos. Los afroamericanos, después de mucho esfuerzo y sacrificio, conquistaron la plena igualdad con el apoyo del gobierno federal y muy a pesar de los estados racistas del sur. Paralelamente, la liberación sexual fue un movimiento que sacudió los cimientos de la sociedad estadunidense. Y por si todo esto fuera poco, hacia finales de la década, los colectivos pacifistas se opusieron con energía a la guerra de Vietnam, y la comunidad gay, que dejó de ser pasiva ante las constantes humillaciones de la autoridad, se alzó en lucha por sus derechos.

    El 28 de junio de 1969 es un día muy importante, no sólo para la comunidad gay, sino para los derechos humanos. La madrugada de esa fecha, la policía realizó una de sus habituales redadas en un bar gay, el Stonewall Inn, situado en el Greenwich Village de Nueva York. Era habitual que estos actos abusivos fueran realizados por la policía, para amedrentar y humillar. En el operativo, la policía dejó que las personas que vestían con normalidad se marcharan, pero detuvo a quienes, a su juicio, faltaban a la moral. Pero en vez de irse a sus casas, las personas que salían del bar se fueron congregando afuera. Al final salieron los policías con las personas detenidas. Una mujer lesbiana que ya había sido sometida, fue arrastrada ante la mirada indignada de quienes estaban en la calle. Antes de ser subida a una patrulla, la mujer increpó a la multitud: «Pero, ¿es que no vamos a hacer nada?» Alguien entonces arrojó un objeto a la policía, y luego otra persona arrojó latas, y luego un grupo más numeroso lanzó basura y otros objetos, hasta que alguien aventó un ladrillo y rompió el parabrisas de la patrulla. La multitud se lanzó contra los policías y éstos, que sólo eran ocho, tuvieron que replegarse y refugiarse al interior del bar. La multitud destruyó la patrulla y liberó a los arrestados. Al poco tiempo llegó el cuerpo antidisturbios de la policía de Nueva York, pero lejos de que la multitud se dispersara, muchas personas del Village se sumaron a la protesta. Los disturbios duraron al menos tres días. Esa madrugada de hace cincuenta años, nació el “Gay Power”, el “Orgullo Gay”.

    Un año después, el 28 de junio de 1970, la comunidad gay organizó una marcha para conmemorar los acontecimientos del Stonewall Inn. Pero no sólo fue Nueva York. También hubo marchas en San Francisco, en Chicago y en Los Angeles. Un año más tarde, 28 de junio de 1971, la conmemoración fue en el Central Park y acudieron decenas de miles de participantes. Se sumaron muchas ciudades más. El movimiento había ganado fuerza y ya no era posible detenerlo. Curiosidades de la historia, pero hasta hace unas semanas, el 6 de junio pasado, el comisionado del Departamento de Policía de Nueva York, James O’Neill, ofreció una disculpa pública y formal en nombre del propio Departamento y de la ciudad de Nueva York, por los acontecimientos del 28 de junio de 1969. Aunque un poco tarde, las disculpas fueron recibidas con júbilo.

    He visto que mucha gente no está de acuerdo con estas manifestaciones. Grupos evangelistas y católicos extremos y sectores muy conservadores y tradicionalistas de la sociedad abominan estos festejos y sostienen que la homosexualidad es contra natura. Estas personas niegan que los homosexuales puedan contraer matrimonio y formar familias, y maldicen la posibilidad de que la legislación les permita adoptar. También se pronuncian en contra de que los homosexuales puedan tener acceso a la seguridad social y otros derechos.

    El movimiento gay se ha extendido a otras comunidades. Ya no sólo son los hombres gays y las mujeres lesbianas, sino también los bisexuales, los transgénero, los travesti, los transexuales, los intersexuales, los queer, los asexuales. Que a una persona le sean negados derechos por su orientación sexual, lo que virtualmente lo convierte en ciudadano de segunda, y que tal negación se funde en una escritura que se reputa “sagrada”, pero que en realidad es una serie de escritos que ya tienen varios milenios de existencia –los primeros escritos datan de la Edad del Hierro– y que fueron la ley para una sociedad agrícola y rural, es simplemente irracional, más si esa misma ley establece la esclavitud (Lv 25:44), permite que una hija sea vendida (Ex 21:7), señala que la mujer que menstrúa es impura y que quien la toque también es impuro (Lv 15:19), condena a muerte a quien trabaje el séptimo día de la semana (Ex 35:2), prohíbe que los enanos, los jorobados, los que tengan vista defectuosa, los ciegos, desfigurados y deformes se acerquen al altar para presentar ofrendas al Señor (Lv 21:18), condena a muerte por lapidación a los blasfemos (Lv 19:10-16), y tantas cosas más…

    Si no lo veo, no lo creo. Pero es verdad. En pleno siglo XXI, hay sectores que rechazan, con mayor o menor vehemencia, a estas comunidades de orientación sexual alternativa, y que fundan su actuación discriminatoria en esa “escritura”. La escritura, por ser considerada palabra de la divinidad, no puede ser cuestionada ni controvertida. Que valga tal pretensión, siempre y cuando no trascienda la esfera privada de las creencias. Mientras se mantenga en el fuero interno es respetable, pero que se pretenda que esas ideas permeen la legislación, es simplemente inaceptable. Que estos grupos pretendan que las personas LGBT y afines no tengan los mismos derechos que otras personas, a quienes asumen “normales”, es discriminatorio y regresivo. Una sociedad progresista y libre no debe permitirlo, aunque esos grupos se enojen, reaccionen –en el sentido de reaccionario– y protesten.

    Es verdad que el Antiguo Testamento condena toda práctica homosexual y la considera abominable y aberrante, tanto que la castiga con la muerte. Por desgracia las tres religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islam) tradicionalmente han condenado la homosexualidad. No obstante, y considerando que hay pocas referencias a la homosexualidad en el Nuevo Testamento, hay que subrayar que este texto, al menos desde mi punto de vista, no condena a los homosexuales a muerte, como sí lo hace Levítico 20, 13: «Si alguien se acuesta con un hombre como si se acostara con mujer, se condenará a muerte a los dos, y serán responsables de su propia muerte, pues cometieron un acto infame.» El Nuevo Testamento dice que los homosexuales no heredarán el Reino, pero no los condena ipso facto a muerte. Es más, parece que la homosexualidad, sin ser buena, no es lo más aberrante, y es equiparable a la inmoralidad (fornicación, onanismo, relaciones sexuales prohibidas entre hombre y mujer –la moralidad desde el punto de vista de esa “escritura”, claro–), al adulterio, a la idolatría, al afeminamiento, a la envidia, a la embriaguez, a la maledicencia y al engaño, como se desprende de Corintios 6, 9-10. Me da risa pensar que hay tantos creyentes y devotos, muy homofóbicos, por cierto, que incurren en la embriaguez o en la maledicencia, y que no saben que su conducta es equiparable al acto homosexual que tanto vilipendian. En este orden de ideas, el acto sexual entre personas del mismo sexo sería tan malo como el acto sexual entre personas de distinto sexo que sea diferente de la cópula propiamente dicha (introducción del miembro viril en la vagina con la finalidad de procrear). Así que si alguien homofóbico realiza actos sexuales diferentes de la cópula propiamente dicha –digamos, sexo oral, autoerotismo, tocamientos, sexo fuera del matrimonio–, está cometiendo un acto sexual del mismo nivel que el acto homosexual, secundum scripturas.

    A pesar de que la ortodoxia religiosa abomina la homosexualidad, es necesario decir que las religiones abrahámicas tienen corrientes de pensamiento que van desde la más estricta observancia hasta posturas más progresistas. No es verdad que los sectores más conservadores de estas religiones tengan la verdad absoluta, como ellos claman. Así, el judaísmo reformista y el judaísmo reconstruccionista, por ejemplo, no sólo no maldicen la homosexualidad, sino la aceptan y hasta se pronuncian en favor del matrimonio igualitario (es decir, entre personas del mismo sexo). Es verdad que el judaísmo ortodoxo condena la homosexualidad, pero también es verdad que no es la única e inequívoca interpretación dentro del judaísmo. Es más, el judaísmo masorti, que es conservador, ha mostrado una actitud tolerante hacia la homosexualidad. Lo mismo sucede en el cristianismo. Existen algunas congregaciones evangélicas y algunas corrientes católicas que aceptan la homosexualidad, incluso aceptan, en el caso de los católicos, que las mujeres puedan ser sacerdotisas y que el celibato dentro del sacerdocio sea opcional. Desde luego los sectores más conservadores de estas religiones se oponen a todo esto y mucha gente, sin tener un panorama más abierto, puede llegar a pensar que la única voz válida es la del conservadurismo.

    Después de todo, los cristianos son una minoría en el mundo. Aunque es la religión más numerosa (quiero decir, todos los cristianos: católicos, evangélicos, ortodoxos), no dejan de ser una minoría, pues no llegan ni al 30% de la población mundial. Imponer la condena a la homosexualidad y a la sexualidad alternativa basándose en la Sagrada Escritura y pretender que dicha condena se convierta en legislación estatal, de tal suerte que las personas homosexuales no tengan acceso a los mismos derechos que los demás, es un sinsentido, aunque fueran el 100% de la población mundial. Cualquier persona, sin importar su orientación o preferencia sexual, debe tener acceso al matrimonio, a la adopción (en calidad de adoptantes), a los derechos hereditarios, a la seguridad social. La marcha del sábado pasado es un recordatorio de esto, y por eso es tan importante.

    Quizá el espíritu original de la primera marcha en Nueva York en 1970 se haya desdibujado. Quizá ahora la marcha sea más un acto excéntrico y extravagante, un aparador para grandes empresas (Amazon, Netflix, Uber, Scotia Bank, Prudence, Ford, Kellog’s, Marriott, Nike, Google, MasterCard, C&A, Procter & Gamble, etcétera, fueron algunas de las empresas que participaron el pasado sábado), e incluso un día para exhibirse, como algunos acusan. Aun así, no deja de ser cierto que negar a dos personas del mismo sexo la posibilidad de contraer matrimonio, o prohibir que una pareja constituida por personas del mismo sexo adopte, es discriminatorio, pues en ese momento estaríamos degradándolos a ciudadanos de segunda. Esto no se puede admitir.

    Sería muy grave que todo lo que estas comunidades han alcanzado en los últimos 50 años, no sólo en Estados Unidos y en México, sino en todo el mundo libre, se perdiera. Y por eso hay que seguir apoyando la Marcha del Orgullo.

    @VenusReyJr

    Leer más
  • 27-06-2019Orgullosa y multitudinariamente trans

    SIOBHAN GUERRERO MC MANUS

    Estamos a escasos días de la marcha del Orgullo LGBTIQ+ de la Ciudad de México. Para quien no sepa qué significa eso, ésta es la marcha que reivindica los derechos y las exigencias de justicia (restaurativa, distributiva y contributiva) de las personas de la diversidad sexo-genérica, es decir, hombres homosexuales, mujeres lesbianas, personas bisexuales, trans, intersexuales y queer, así como toda otra identidad o corporalidad que de una u otra forma ha sido declarada abyecta por diversos discursos cis-heterosexistas. Ésta será la edición número 41 de la marcha de la Ciudad de México y coincidirá con el aniversario número 50 de los levantamientos de Stonewall en la ciudad de Nueva York, mismos que suelen tomarse como el inicio de un movimiento de liberación LGBTIQ+.

    Como cada año, la marcha suscita reflexiones acerca de si deben o no acudir las empresas y los partidos políticos o de quién debe estar hasta adelante de ésta o, también como cada año, si debemos vivir el Orgullo como una marcha de protesta o como una fiesta o si es posible que sea ambas cosas a una misma vez. No faltarán quienes llamen a boicotearla al no acudir o al realizar contra-marchas para denunciar el capitalismo rosa y el pinkwashing del gobierno en turno y tampoco faltará quien diga que hay que vestirse de forma “respetable” –y no estoy hablando de Andrea Legarreta– para que la sociedad nos tome en serio. 

    La marcha es en ese sentido multitudinaria. Y con esto no me refiero únicamente al número de asistentes que ésta convoca sino, también, a los diversos sentidos con los cuales se le vive y comprende. En cierto sentido la marcha del Orgullo es una y muchas a una misma vez. Es multitudinaria porque a ella acuden identidades y corporalidades diversas y por ello mismo no podríamos decir que el sujeto político que allí goza y protesta es homogéneo. Las trayectorias de lucha, las demandas actuales, las necesidades exigidas son distintas para los diversos sectores que en ella convergen. La historia de las reivindicaciones políticas de las lesbianas, las personas trans y las personas intersex, para poner un ejemplo, no es la misma que la historia del movimiento de liberación homosexual aunque, desde luego, hayan tenido y sigan teniendo momentos y espacios de coincidencia.

    Esto hay que decirlo para dar pie a un sentido más profundo de multitud. La afamada teórica queer Judith Butler llegó a expresar en alguna ocasión que quizás el sujeto político del movimiento LGBTIQ+ se asemejaba más a una multitud que a un bloque histórico o a un sujeto político clásico como podría ser la clase obrera. El concepto de multitud, como sabrán algunas personas, tiene una larga historia en la filosofía y fue empleado por vez primera por Baruch Spinoza y retomado siglos después por el marxismo autonomista de Negri y Hardt. Ello lo traigo a cuenta porque la noción de multitud resquebraja la idea de sujetos políticos unificados por experiencias o trayectorias históricas comunes; demanda y posibilita una forma de democracia absoluta que requiere una transformación en las subjetividades que abra la posibilidad a reconocer la diferencia y la novedad radical del otro. De allí que Negri sostuviera en más de una ocasión que la multitud no admitía totalización alguna, ni siquiera a través de la dialéctica.

    Quizás por ello es que a mucho del activismo clásico de la izquierda latinoamericana le resulte tan inasimilable el movimiento LGBTIQ+. Porque si bien parece por momentos tener un discurso y una apuesta política unificada, en otras ocasiones queda clara la diversidad de experiencias y demandas allí presentes. Y, finalmente, hay en este movimiento un discurso político que muchas veces no se enuncia a través de un vocabulario político sino a través del baile, la fiesta y el goce del cuerpo. El sujeto político de la marcha, quisiera sugerir, es también multitudinario en este sentido.

    Con ello quiero recalcar no sólo la heterogeneidad que lo compone sino también la existencia de fisuras y tensiones internas. Es sabido, por ejemplo, que existe una profunda hegemonía de lo gay que se traduce en mayor visibilidad y que para muchos activistas refleja la continuidad del machismo al interior del movimiento de la diversidad sexo-genérica. Pero hay así también otras tensiones menos conocidas y menos teorizadas.

    Una en particular que ha ido cobrado visibilidad en los últimos años es el encontronazo entre ciertos feminismos autodenominados “críticos de género” y el movimiento trans. Habría que aclarar que, si bien dentro del primer grupo solemos encontrar muchas mujeres (cis) que se adscriben a los lesbofeminismos, este encontronazo NO es un choque entre identidades. No es éste un conflicto entre mujeres lesbianas (cis) y personas trans aunque por momentos así lo parezca. Y esto lo digo porque también hay mujeres heterosexuales (cis) que de facto se adscriben a estos feminismos críticos de género y que pueden o no hacerlo sin asumirse como lesbianas políticas, es decir, como mujeres que escogen activamente el no relacionarse con varones. Pero, así como esto ocurre, hay también muchísimas mujeres (cis), tanto lesbianas como heterosexuales, que no sólo no se adscriben a estos feminismos sino que son aliadas, amigas, colegas y compañeras de muchas personas trans. De allí que sostenga que éste no es un encontronazo entre identidades.

    Agregaría a este punto que este encontronazo tampoco refleja un desencuentro entre el movimiento feminista y el movimiento LGBTIQ+, al menos no si por esto entendemos a ambos movimientos como unificados y homogéneos. Esto no niega que hayan habido tensiones entre ambos movimientos como, por ejemplo, cuando se señala que muchos varones de la diversidad sexual siguen reproduciendo prácticas misóginas. Asimismo, es verdad que hay una parte del movimiento feminista que ha expresado sus preocupaciones por lo que llaman la elegebetización –o lgbtización– del feminismo pues temen que los temas exclusivos de mujeres pierdan visibilidad, centralidad y apoyo en los propios espacios feministas. Pero esto es más un falso dilema al que se nos ha arrojado al hacer que ambos movimientos tengan que batallar entre sí por el acceso a recursos y espacios de representación; es, hay que decirlo, un mecanismo que induce división orquestado por políticas que parecen encaminadas a sabotearnos a todos.

    Empero, así como esto ocurre, hay también dentro del feminismo voces que defienden estas alianzas pues comprenden que la misoginia y los discursos de odio contra la población LGBTQ tienen puntos en común sin necesariamente ser instancias de una misma dinámica de opresión. Estos otros feminismos reconocen, por ejemplo, que la feminización es una forma de descalificación e invalidación que suele dirigirse a todo tipo de sujetos subalternos y que sería por tanto tarea del feminismo desmontar un mecanismo de este tipo que no sólo perpetúa la opresión de las mujeres sino de muchos otros grupos.

    Finalmente, el encontronazo que estamos discutiendo tampoco podría caracterizarse como un choque entre el así llamado feminismo radical y el activismo trans. Esto ocurre porque no todo el feminismo radical es trans-excluyente. Esto es así porque al feminismo radical lo caracteriza su oposición al denominado feminismo liberal al que suelen acusar de ser meramente reformista y conformarse con una igualdad formal que de facto no desactiva los mecanismos de opresión que atraviesan toda la vida social y que históricamente han regulado la autonomía corporal y reproductiva de las mujeres.

    Sin embargo, de esta oposición no se colige necesariamente una sospecha o señalamiento dirigido a las personas trans. Yo, por ejemplo, tengo muchas amigas lesbianas que se consideran a sí mismas feministas radicales y aliadas indiscutibles de las personas trans. Como ellas mismas dicen, es falso que el sujeto trans sea cómplice del patriarcado y es igualmente falso que la opresión de las mujeres se circunscriba únicamente al control de la autonomía reproductiva de las mujeres pues han habido y siguen habiendo otros modos de objetificación que no se basan en la capacidad de gestar pero que sin duda operan sobre las mujeres qua mujeres, por ejemplo al fetichizarlas como objetos sexuales.

    Dicho esto, podríamos sostener que este encontronazo es, si a caso, un choque entre discursos ontopolíticos en torno al cuerpo, al sexo/género y a lo que hemos de considerar el sujeto político del feminismo; por ontopolítica me refiero al discurso político sobre lo que es, sobre los modos de existencia y, en este caso, sobre lo que el cuerpo y el sexo/género son. Este choque no es nuevo, nació en los Estados Unidos en los años 1970 en el área de la bahía de San Francisco cuando la feminista Janice Raymond lanzó una serie de críticas hacia las subjetividades trans que, para narrar la historia de forma sucinta, desencadenó la salida de Sandy Stone de un colectivo separatista que se dedicaba a producir música hecha por mujeres. Stone en concreto decidió distanciarse de este colectivo después de un ataque armado del que fue presa por parte de un pequeño grupo que había llevado las ideas de Raymond al extremo. Tiempo después Stone escribiría el famoso ensayo The “Empire” Strikes Back: A Posttransexual Manifesto, texto que se considera fundacional en los estudios trans y en el que daba respuesta a Raymond.

    Ahora bien, mucho se ha escrito en los ya más de cuarenta años que tiene este conflicto pero quizás su comprensión requiere algo más que exponer los argumentos en disputa, quizás requiere entender aquellas dinámicas sociales que los cimientan y que pueden permitirnos comprender el porqué hoy, en México, este encontronazo ha ido ganando visibilidad. Para ello, es necesario señalar que el feminismo crítico de género no suele interpelar directamente a las personas trans –y tampoco parece reconocernos mucha agencia– pues suele enfocar sus señalamientos ya sea en el dispositivo biomédico al que responsabilizan de la emergencia del sujeto trans o en una inefable “ideología transgénero” que en ocasiones rastrean a Judith Butler y la Teoría Queer y en otras ocasiones al ya mencionado dispositivo biomédico.

    En cualquier caso, sus mayores acusaciones consisten en afirmar que: (i) el término “género” no debe entenderse como la expresión de un sentimiento sino que nombra la división de las diversas tareas y roles sociales históricamente adscritos a hombres y mujeres en función del sexo asignado al nacer; de allí que éste no deba reconocerse sino abolirse, (ii) la identidad de género es un concepto sin sustento empírico y que, además de ininteligible, de facto reifica los roles de género como identidades y conduce, en el proceso, a una reivindicación identitaria de mecanismos de opresión, (iii) las identidades trans implican la instauración de una heterosexualidad compulsiva que llevaría a la persecución de gays y lesbianas, (iv) darle cabida a las mujeres trans en espacios exclusivos de mujeres pone a estas últimas en riesgo pues pueden ser agredidas e, incluso, violadas por las primeras y, finalmente, (v) que a las personas trans no debiera apoyárseles en el “autoengaño” de que pertenecen a un género que no es el suyo sino que debiera “ayudárseles” a aceptar su cuerpo. A estas tesis suelen añadir que, si bien reconocen el sufrimiento asociado a la disforia de género y las múltiples violencias que viven las personas trans, no por ello la solución consiste en otorgarles derechos a una identidad autopercibida.

    Como cabría esperarse, todos y cada uno de estos puntos han sido abordados y discutidos desde los transfeminismos y no únicamente con el afán de mostrar su falsedad sino para ponderarlos y considerar, si fuera el caso, las consecuencias que tendría su veracidad. Aquí vale la pena mencionar que los transfeminismos son, finalmente, feminismos y de eso se sigue que no tienen como objetivo vulnerar los derechos de nadie, mucho menos de las mujeres (cis). Esto lo reitero porque desde el transfeminismo se ha hecho una reflexión profunda que ha buscado comprender la posición que nos interpela. Esto último, sin embargo, no suele ocurrir de parte de estas posiciones transexcluyentes que no nos reconocen ni la agencia para escoger cómo vivir nuestras vidas y mucho menos la agencia para ser sujetos productores de una reflexión teórica, política y práctica cuyo fin es articularnos en luchas colectivas.

    Desde los transfeminismos, por ejemplo, se ha señalado que la experiencia trans falsea toda acusación de restaurar la heterosexualidad compulsiva pues hay numerosísimos ejemplos de hombres trans gays y mujeres trans lesbianas. Incluso aquellas personas trans que se afirman heterosexuales suelen construir una heterosexualidad que no es falocéntrica ni complementarista pues se ha resignificado al cuerpo mismo y a lo que es ser hombre o mujer.

    Sobre esto mismo cabe añadir que es falso que las mujeres trans lesbianas, o mujeres trans en general, sea acosadoras o violentadoras sexuales; este pánico moral, creado e impulsado por la derecha más rancia, ha sido tristemente retomado por estos feminismos que, como se ha documentado en Estados Unidos, Inglaterra y México, no ha dudado de hacer alianzas con los movimientos antiderechos con tal de limitar los avances del colectivo trans.

    La realidad de la inmensa mayoría de las mujeres trans no es la de ser depredadoras sino la de enfrentar la continua posibilidad de ser expulsadas de un sanitario sólo por el hecho de ir porque el cuerpo lo demanda. Es más, la inmensa mayoría de mujeres trans viven una objetificación sexual aumentada porque los estigmas asociados a lo trans deshumanizan a estas mujeres y llevan a que sean abordadas como si fueran meros objetos sexuales y ello ocurre con muchísima frecuencia.

    Tristemente, pánicos morales de este tipo los hemos encontrado antes como cuando se temía que la presencia de las propias mujeres lesbianas pusiera en riesgo a las mujeres heterosexuales en esos mismos espacios exclusivos de mujeres. Tanto en ese caso como en el actual, lo que observamos son pánicos morales que construyen a una identidad sexual como inherentemente depredadora y violenta. Estos pánicos morales movilizan imaginarios sociales perniciosos y amplifican y sensacionalizan casos sumamente infrecuentes de formas muy parecidas a la ya falseada noticia que dio la vuelta al mundo de un niño asesinado por sus madres porque no quería ponerse ropa de niña; esa noticia, por ejemplo, moviliza imaginarios lesbofóbicos y cisgeneristas que causan rechazo a las poblaciones LGBTIQ+. Así, haríamos bien desde los diversos feminismos de no cultivar este tipo de discursos.

    Por otro lado, nadie en los transfeminismos niega la necesidad de abolir los roles de género puestos éstos limitan tanto a las personas cis como a las trans e impiden, por ejemplo, que tengamos científicas trans en las proporciones que corresponderían al tamaño de población de un país como México. Con respecto a la noción de identidad de género, es históricamente falso que ésta implique la reificación de los roles y que sea ininteligible y sin sustento empírico. Sobre esto último, por ejemplo, el buscador académico ScienceDirect regresa 7,477 resultados acerca de la etiología de la identidad de género y, en una búsqueda similar, Google Scholar nos revuelve 99,000 resultados.

    Como ha explicado la historiadora Jeanne Meyerowitz, el término “identidad de género”, originalmente denominado “sexo psicológico”, fue acuñado porque la autocomprensión de las personas como hombres o mujeres no pudo nunca reducirse ni explicarse causalmente como la consecuencia de una morfología o una fisiología concretas ancladas en las gónadas, las hormonas o los caracteres sexuales primarios y secundarios. Pero, cabe hacer notar que así como fracasaron los determinismos biológicos, así también fracasaron los determinismos sociológicos pues se mostró que crecer bajo ciertos roles no implica que se adquiere una identidad específica. Más todavía, es falso que las personas trans construyan su identidad al acomodar su expresión de género a la hegemónica; es verdad que el discurso médico ha exigido y continúa exigiendo esto pero ha sido, en primer lugar, el activismo trans el que ha rechazado esta normativa. Hoy por hoy vemos mujeres trans con toda expresión de género posible y lo mismo podemos decir de los hombres trans y de las personas no binarias. 

    Finalmente, la supuesta falta de inteligibilidad de la identidad de género emana de un afán por ignorar nuestras voces y la propia historia del feminismo. Desde la metafísica de género, por ejemplo, se ha sostenido que categorías como “hombre” y “mujer” remiten de manera ambigua a cuerpos, identidades y subjetividades. Empero, la inmensa mayoría de normas sociales asociadas a éstas permiten pensar que dichas categorías son ontologías/posiciones sociales estructuradas por la diferencia sexual como imaginario –es decir, no como hecho anatómico, sino como posición simbólica–; estas ontologías/posiciones estructuran cómo nos imaginamos, cómo actuamos ante nuestro cuerpo y otros cuerpos, como nos desplazamos y habitamos el mundo, como deseamos. De ello, no se traduce, como ya he dicho, que esos imaginarios sean siempre reaccionarios y conservadores porque cada niña, cada niño, cada niñe, crece en un contexto diferente donde lo que es ser hombre o mujer cobra un sentido diferente; las identificaciones son así siempre contextuales y contingentes.

    Para ilustrar esto imaginemos lo que ocurre cuando alguien, por ejemplo, hace un ejercicio de soñarse dentro de veinte años. Esa persona no se imagina descorporeizada sino que se fantasea teniendo cierto cuerpo y cierta forma de habitarlo/se. Ahí se expresa la identidad de cada quien como un horizonte a alcanzar que a la vez estructura cómo vivimos el presente y entendemos el pasado. Y ese ejercicio de pensarse y representarse lo hace todo ser humano y siempre que lo hace pone en evidencia cómo todo ser humano se comprende a sí mismo en formas que no se colapsan en biologicismos.

    En cualquier caso, había dicho que más que exponer los argumentos que cruzan este debate, quizás hay que entender los cimientos que han hecho que tome prominencia. Y aquí es donde sospecho que las violencias son un factor explicativo clave. Dice Martha Nussbaum que nuestro círculo de preocupación moral, nuestro círculo eudaimonístico, se contrae en situaciones de escasez o violencia. Mucho me temo que las violencias misóginas que vive América Latina estén llevando a construir un sujeto político del feminismo con demarcaciones vigiladas con la esperanza de que esto permita tanto mayor cohesión entre “las mujeres” como una clara demarcación de quienes son presuntos beneficiarios del patriarcado y, quizás, por eso mismo, sus mayores –aunque no exclusivos– impulsores.

    En un contexto en el cual la ciencia es hegemónica y provee de los grandes relatos de autocomprensión del sujeto no sorprendería que se le emplee para ejecutar la demarcación ya señalada. En antropología existe incluso un término, “biociudadanías”, que pretende nombrar cómo hoy la biología estructura no sólo nuestra autocomprensión sino nuestra pertenencia a diferentes grupos sociales, incluidos grupos “raciales” (sic) y grupos como los que las categorías sexo-genéricas buscan nombrar. Quizás de allí viene también ese deseo de encontrarle bases biológicas a toda identidad sexual, como si así se reivindicara la genuina y verdadera pertenencia a un grupo. Ello oculta, desde luego, su producción histórico y social y en ello incurren tanto los activismos LGBTIQ+ que insisten en que la biología nos legitimará como las feministas “críticas de género” que esperan encontrar allí un criterio de demarcación.

    Añado a este esbozo de explicación que uno de los efectos tanto de las violencias como del propio discurso de la contingencia radical de la identidad es que ambos exhiben la fragilidad de nuestra autocomprensión. La violencia desde luego lo hace pues el otro se vuelve amenazante y quizás su alteridad se convierte en motivo de sospecha. Corroe la posibilidad de crear puentes. Por otro lado, reconocer la contingencia de la propia identidad exhibe lo frágil de nuestro ser. Esta fragilidad, como se sigue de la reinterpretación feminista de los trabajos de Raymond Ruyer, emana del comprender cómo es que somos producto de una contingencia que se juega en la propia historia de vida y que, si hubiésemos seguido otro trayecto, quizás seríamos radicalmente otros. Reconocer que pudimos haber tenido otra identidad es amenazante. Y quizás para ello sólo era necesario haber nacido en otros años, en otra ciudad, en otro país o haber tenido otros amigos, otras vivencias.

    Esa posibilidad, en un contexto de violencias, puede sentirse también como violencia. Puede vivirse como amenaza. Quizás, es por esta conjunción de factores el que vemos avanzar a este encontronazo. Y quizás, para superarlo necesitamos de afectos radicales que construyan puentes –como lo sugiere la apuesta política de Lía la novia sirena–; quizás también es necesario recordar, como dice el giro decolonial inspirándose en la crítica levinasiana a Heidegger, que la búsqueda de autenticidad ontológica puede ser totalitaria e indiferente a la diferencia.

     

                    Quizás, retomando la idea de multitud y sus recuperaciones en Deleuze y Negri, sea necesario transformarnos como sujetos y reconocer la alteridad irrepetible de cada quien. Terminar de asimilar las consecuencias de esa frase que clama que “nadie sabe lo que puede un cuerpo” porque sus posibilidades exceden al ordenamiento del organismo. Asimilar la novedad ontológica del otro en una noción de multitud que esté genuinamente orgullosa de su diferencia. Salir a festejar esto en una marcha multitudinaria sí que será motivo de orgullo.

    Leer más
  • 20-06-2019CLAUDIA SHEINBAUM: ¡NO ESTÁS SOLA!

    POR VENUS REY JR.

     

    Estimada señora Sheinbaum:

    En primer lugar quisiera pedirle, en caso de que lea estas líneas, que no las tomé como algo personal en contra suya. Al contrario. Yo voté por usted en la pasada elección del 1 de julio, porque pensé, como muchísimos electores, que las cosas irían mucho mejor. Permítame también decirle que soy una persona que siempre ha simpatizado con la izquierda, desde que era muy joven, así que por favor no me vaya a descalificar a priori diciendo que soy conservador: le aseguro que soy mucho más liberal que usted y que el señor López Obrador –pero bueno, no se trata de ver quién es más liberal–. El hecho que uno simpatice con la izquierda no significa que uno tenga que renunciar a la capacidad de crítica cuando la izquierda está en el gobierno. Nada más alejado de la verdad. Yo sé que usted no está sola: tiene el respaldo del presidente y de millones de personas que creen en ustedes; tiene también usted el respaldo y la protección de innumerables y muy fervientes seguidores de Morena y de Andrés Manuel que la defenderían ciegamente, aún cuando todo fallase, porque son absolutamente incondicionales y estarían dispuestos a destruir en las redes a cualquiera que la critique a usted o a López Obrador. Así que no está sola. Pero, insisto, el hecho de que una persona sea de izquierda no significa que tenga que guardar silencio ante los errores de un gobierno que se dice progresista, ni aplaudir absolutamente todo. Simpatizar con la izquierda no es un acto de fe ciega, sino un ejercicio libre de la inteligencia y de la voluntad. No crea que si usted ganó mi voto, tiene para siempre mi apoyo y mi simpatía. Coincido con usted y con el presidente en que el pueblo es bueno y sabio. Y, ¿sabe qué? El pueblo no es tonto. Ya vio usted lo que pasó con el PRI y con el PAN: el pueblo se hartó, les dio la espalda y se volcó con pasión en favor del movimiento al que usted pertenece. No crea que ese acto de voluntad es eterno. Así lo creyó el PAN, así lo creyó el PRI, y mire dónde están estos dos partidos. Si ustedes no hacen un buen trabajo, el pueblo bueno y sabio los echará del poder, aunque usted y su movimiento no puedan creerlo en este momento.

    Desde que yo era un adolescente soñé que algún día el régimen del PRI acabaría y llegaría la democracia. Eso sucedió en 1988, cuando yo tenía dieciocho años: la izquierda ganó, pero el PRI, por maniobras de una persona que ahora está en su movimiento, robó la elección a Cuauhtémoc Cárdenas. De ese modo, el régimen se extendió, y cuando arribó Fox, todos pensamos que entonces sí las cosas cambiarían. Pero no. Las cosas siguieron igual. Y ya ni le digo de los regímenes de Calderón y de Peña Nieto, que usted bien conoce y sabe del terrible daño que causaron a nuestro país. Le decía que cuando era adolescente soñaba que algún día la izquierda llegaría al poder y todo cambiaría para bien. Mi sueño se hizo realidad, no en todo el país, pero sí en mi Ciudad: la izquierda llegó al gobierno de la Ciudad de México en 1997, hace más de veinte años. Y no es una izquierda que le sea ajena a usted. El grupo y la corriente a la que usted pertenece ha gobernado esta Ciudad desde hace más de dos décadas. Usted ha sido parte del gabinete de quienes han gobernado esta ciudad, y usted misma ha encabezado un gobierno delegacional.

    La Ciudad es muy compleja y presenta múltiples problemáticas. No le voy a decir que todo está mal. Al contrario, yo aplaudo muchas políticas de la izquierda, sobre todo la cuestión de los derechos de las minorías. Celebro políticas típicamente de izquierda que gracias al grupo al que usted pertenece desde hace décadas, ahora son frutos que todos los habitantes de esta ciudad disfrutamos. Así que no voy a demeritar nada de lo bueno que esa izquierda a la que usted pertenece ha realizado. No obstante, debemos reconocer que en materia de seguridad pública las cosas no van bien. No van nada bien. Tampoco voy a sumarme al linchamiento público del cual usted ha sido blanco por la ola de secuestros que nos sacude. La existencia de la delincuencia en sí mismo no es un hecho que pueda ser atribuible a usted ni a su gobierno; pero sí la reacción y el combate que emprenda: debo decir que en este rubro, su gobierno ha sido ineficaz.

     

    Seguramente sabe usted que en las últimas semanas la sensación de desamparo e indefensión que sentimos muchos habitantes de esta gran urbe, se ha incrementado. Quizá le suene exagerado si le digo que muchos de los que aquí vivimos tenemos miedo y nos sentimos solos. No sé usted, pero uno llora –se lo digo en serio, aunque pudiera usted reírse, como se rió en el mitin de la GAM en el que el presidente le dijo que no estaba sola y le alzó la mano– cuando ve en Twitter la cantidad de alertas ámbar que la Procuraduría de nuestra Ciudad emite diario. No es un caso. Son múltiples casos. No puede ser. Estamos viviendo en el infierno. Pero usted no está sola, y qué bueno, porque estar tan tremendamente respaldada como usted lo está, es una posición muy favorable para que usted pueda actuar y contrarrestar esta crisis de inseguridad que estamos todos padeciendo. Tal vez usted me pregunte, como mujer de ciencia que es, con base en qué datos empíricamente constatables estoy hablando de una crisis de inseguridad, y con justa razón querría usted saber si soy experto en la materia. Pues no lo soy. Soy un simple músico, y ni siquiera sabría decirle si soy uno muy bueno. Pero ese no es el punto. El quid es que yo, desde mi pequeñez ciudadana, me siento inseguro y temo por la vida y la integridad física de mi familia. No soy el único. Miles y miles de ciudadanos sienten lo mismo, aunque usted no lo crea. Y cómo no iban a sentirse inseguros, dirá usted, si diario los medios difunden noticias de gente que desaparece y es asesinada: Diario, señora Sheinbaum. Diario. Y diario la Procuraduría de su gobierno emite alertas ámbar. No es un invento mío. En estas últimas semanas, apenas se entera uno del secuestro y asesinato de un estudiante, y apenas lo están velando –mientras a usted el presidente la apoya en ese mitin al que me acabo de referir y le levanta la mano como si hubiese ganado usted una épica batalla contra los conservadores y las legiones del mal–, se anuncia en los medios la desaparición de otro estudiante que también termina asesinado. ¿Qué tal la mujer que hace unas semanas fue secuestrada y asesinada en la alcaldía de Coyoacán? ¿Y qué me puede decir de la chica que fue secuestrada en Polanco, y de quien, al momento en que escribo estas líneas, nada se sabe? No es que le tenga yo mala fe y mala voluntad a su gestión, señora Sheinbuam, es que estamos literalmente viviendo una pesadilla.

    Usted tiene hijos, señora Sheinbaum. Muchos de nosotros también. Seguramente a usted y a los suyos no les ocurrirá ninguna desgracia nunca, porque, como lo dice el presidente, usted no está sola: usted está al frente del gobierno de la ciudad y tiene bajo su mando a miles y miles de servidores públicos, y entre ellos a miles y miles de efectivos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Usted y los suyos viven seguros y protegidos, cuidados, vigilados, y qué bueno. Eso no se lo reprocho. Usted y su familia son afortunados de disfrutar ese privilegio aparejado al poder. Pero nosotros no: ni mis compañeras y compañeros de trabajo, ni mis compañeras y compañeros de la preparatoria y la universidad, que son madres y padres de familia, ni mis colegas músicos, ni mis colegas profesores de la universidad. Nosotros somos simples personas que no gozamos de ningún privilegio. Dirá usted que estoy exagerando y que son los medios conservadores los que están provocando esta psicosis para desestabilizar a su gobierno, que yo mismo soy un grandulón ventajoso y abusivo que se aprovecha de una indefensa persona como usted. Dirá usted que tiene otros datos y que debería serenarme.

    Permítame por favor compartir con usted unos datos. No cualesquiera “otros datos”, sino aquellos publicados por la Procuraduría de Justicia de la CDMX, es decir, la Procuraduría de su gobierno, señora Sheinbaum:

    En 2018 se cometieron, según su Procuraduría, 1,265 homicidios dolosos y 35 secuestros en la Ciudad de México. En el primer cuatrimestre de 2019 (enero-abril) se han registrado 494 homicidios dolosos y 26 secuestros, según números de su Procuraduría. De mantenerse esta tendencia, 2019 podría cerrar con 1,482 homicidios dolosos, lo que implicaría un incremento de 17.15% respecto a 2018. De mantenerse esta tendencia, 2019 podría cerrar con 78 secuestros, lo cual equivaldría a un incremento de 200% respecto a 2018. ¡Incremento del 200% en secuestro! ¿Le parece poca cosa? Usted no podrá decir que estoy inventando los números, porque este registro de delitos ha sido publicado por la Procuraduría de Justicia del gobierno que usted encabeza. Fíjese que la tasa de homicidio doloso en 2018 fue de 14.39 por cada 100 mil habitantes, una tasa alta, sin duda. Si las cosas siguen como van, 2019 podría cerrar con una tasa de 16.65 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes. ¿Es eso mucho o poco? Usted dígame: si estas tendencias numéricas se mantienen, 2019 sería el año más sangriento en la Ciudad de México desde que se llevan estos registros. Y si usted no cree que estos datos sean ciertos, pregunte a Ernestina Godoy o consulte el link de la PGJ de la CDMX. Aquí se lo dejo: https://www.pgj.cdmx.gob.mx/procuraduria/estadisticas-delictiva

    Yo no le voy a pedir que renuncie como muchos exigen, ni voy a gastar mis esfuerzos en propagar un hashtag con ese fin. No, señora Sheinbaum. Yo voté por usted y le voy a exigir que asuma su cargo con la mayor autoridad, seriedad y diligencia de que sea usted capaz –usted es asaz capaz–, que centre todos sus esfuerzos en combatir esta ola de criminalidad que nos tiene a todos asolados en esta Ciudad. No quiero que renuncie: quiero que haga frente a la situación. No está sola. Está usted más respaldada que cualquier jefe de gobierno de todos cuantos hemos tenido en la Ciudad, incluido López Obrador: la respalda el presidente y la respaldan millones de votos. Así que no tiene pretexto.

    Le decía de los datos. Usted y su movimiento aducen que recibieron la Ciudad hecha pedazos. La pasada administración fue terrible: llena de corrupción, de soberbia y de negación de la realidad, como usted muchas veces señaló. Miguel Ángel Mancera vivía una utopía en la que todo estaba bien, una utopía en la que no operaba la delincuencia organizada en la Ciudad. Ahora sabemos, y desde entonces sabíamos, que eso no era cierto. Pero permítame decirle que aunque Mancera ahora es un senador que traicionó a la izquierda por irse con el PAN, él fue parte del movimiento de izquierda al que usted pertenece. Usted misma gobernó la ahora alcaldía de Tlalpan. Usted pertenece a esa izquierda que tiene el poder desde 1997. Usted pertenece a la izquierda desde 1989, cuando era una jovencita llena de sueños e ilusiones. Usted ha crecido y se ha desarrollado en ese grupo y ha pasado de ser opositora, casi clandestina, proscrita y perseguida, a ostentar el supremo poder ejecutivo de nuestra Ciudad. Usted sabe lo que es ser miembro de un gabinete, pues fue secretaria del medio ambiente cuando López Obrador gobernó la Ciudad. Usted siempre ha estado activa y tiene experiencia. Por eso cuando algunas personas la descalificaban porque usted era una connotada científica –mujer de ciencia, sin experiencia, decían–, yo siempre rebatía semejante descalificación haciendo énfasis en su larga trayectoria política. Y por eso mismo me desconcierto cuando usted culpa a las anteriores administraciones del grave estado que guarda ahora nuestra Ciudad. Las anteriores administraciones han estado en manos de personas de su movimiento: Cuauhtémoc Cárdenas, Rosario Robles, Andrés Manuel López Obrador, Alejandro Encinas, Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y José Ramón Amieva. Claro, me dirá usted que Rosario Robles y Mancera traicionaron al movimiento y tendría razón. ¿Pero los demás?

    Esta Ciudad hoy es lo que es por la izquierda. Hemos sido gobernados por la izquierda desde 1997. Y por la única izquierda que hay, aunque usted pudiera rebatir que hay muchas izquierdas, una buenas y otras malas –supongo que las buenas son las que simpatizan con usted y con el presidente, las malas las que no–. Las izquierdas son como brazos o vertientes de un río, pero la Izquierda es el cauce principal, y de allí brota todo. Todo lo bueno que hay en la Ciudad, que es mucho, se lo debemos a esa izquierda progresista; y todo lo malo, a sus malos funcionarios, que son y han sido muchos, no nos ceguemos. No se trata de juzgar moralmente qué es el bien y qué es el mal. Usted sabe a lo que me refiero. Esta ciudad es la más progresista de México, pero también es una ciudad llena de corrupción y de inseguridad. No es que la izquierda que ha gobernado hasta antes de usted sean unos pillos y usted y su movimiento unos próceres. Es el mismo grupo, la misma gente. La corrupción y la inseguridad han existido durante todos los gobiernos progresistas de esta Ciudad. Usted puede pensar que en el suyo no, que en su gobierno la corrupción y la inseguridad llegaron a su fin. Temo decirle que no. No se dibuje usted una utopía feliz como la que se creó Mancera en su imaginación –el presidente López Obrador cree también que en su gobierno se acabó la corrupción–. Qué bueno que usted quiera extirpar ese cáncer público que es la corrupción, yo la apoyo y la respaldo totalmente en esa lucha. Pero por favor no me diga que la inseguridad que vivimos se debe, como dijo Epigmenio Ibarra a propósito del asesinato de Norberto Ronquillo, a los intentos de la mafia del poder (ya no están en el poder; los que están en el poder son ustedes) para restaurar el régimen neoliberal. Hay cosas que tienen sentido y cosas que no. Usted ya lleva más de seis meses en el gobierno. Una duodécima parte de su tiempo se agotó. ¿Cuáles son los resultados? Le repito, no voy a escatimar sus logros en las áreas donde los haya, pero en materia de seguridad, debo decirlo, y usted lo sabe, estamos viviendo un inefable infierno. Una pesadilla gore.

    Qué bueno que el presidente la respalde. Pero, por favor, tenga mesura. Mientras se llevaba a cabo el sepelio de Norberto Ronquillo, López Obrador le levantó la mano para decirle que usted no estaba sola. Y usted dibujó una grande sonrisa en su rostro. Generalmente usted presenta un semblante serio, pues la administración y gobierno de esta Ciudad no es para menos. Tampoco quiero decir que su rostro sea duro o adusto, como el de una persona poco sonriente. No estoy significando eso. Pero sí me llamó la atención esa sonrisa y ese suspiro cuando Andrés Manuel le levantó la mano. No entendí. En ese momento era el sepelio de Norberto, no sé si usted lo sabía. Hay que tener tacto. No era momento para reír ni para que le echaran porras a usted. Y ahora con la desaparición y asesinato de otro estudiante, Hugo Avendaño, ¿qué va a pasar? Porque las críticas contra su gobierno siguen. Y son críticas legítimas. No vaya usted a descalificar a quienes señalan los fallos de su gobierno en materia de seguridad. No es invento mío, ni es imaginario colectivo. La Ciudad está en manos del crimen y ni usted ni su gabinete de seguridad han sido capaces de mitigar el problema. Los números lo dicen. ¿Qué números? Los números de su gobierno, señora Sheinbaum. ¿Qué va a pasar, pues? Habrá otro mitin en donde el presidente le alce la otra mano y le vuelva a echar porras. Usted solamente tiene dos manos. ¿Qué va a pasar después cuando asesinen a la siguiente víctima? ¿Qué le va a alzar el presidente? Creo que por respeto a todos los millones de ciudadanos que votaron por ustedes, López Obrador y usted deberían dejar de halagarse tanto en público y mejor combatir el problema. La tarea que usted tiene enfrente es gigantesca, pero confío en que salga avante. Sin embargo, me permito decir que la auto complacencia y la lisonja podrían ser sus peores enemigos.

    Tal vez ni siquiera llegue usted a leer estas líneas, y si llegara a leerlas, probablemente la pongan de mal humor. Como persona que sostiene ideas progresistas, me niego a apoyarla y aplaudirle ciegamente, como muchos de sus seguidores. Al contrario: mis convicciones me compelen a ser más crítico y a exigirle más. Usted está para servirme a mí y a todos los habitantes de esta gran Ciudad, no al revés. Y por eso tengo el derecho de criticar y de exigir, con madurez y respeto, con inteligencia y argumentos, no con gritos ni estridencias.

    Muchos de sus seguidores argumentan que no venimos de una edad dorada de bonanza y bienestar, sino de un régimen que ha empobrecido a millones de mexicanos. Y es verdad: casi cuatro décadas de neoliberalismo nos tienen en una situación que es muy difícil enderezar. El presidente tiene un reto muy grande, y ha logrado, desde el punto de vista democrático/electoral, romper ese círculo vicioso a nivel del gobierno federal. Pero la situación de usted es distinta, porque, insisto, la izquierda a la que usted pertenece lleva gobernando la Ciudad desde 1997. ¿No me va a decir que usted también encontró un desastre? (Ustedes usan la palabra “cochinero”, pero yo no quiero utilizarla). De todos los jefes de gobierno, los que quizá dieron un giro fueron los últimos dos (me refiero a Mancera y a Amieva), porque aún Rosario Robles, en la época de Cuauhtémoc Cárdenas, era tan de izquierda como usted o su ex-cónyuge, el señor Ímaz. Que después los haya traicionado –Robles, no Ímaz– y se haya vuelto incondicional de Peña, es otra cosa (por cierto, López Obrador alzándole a usted la mano me recuerda a Peña diciendo: “Rosario, no te preocupes”). Así que por favor no culpe a las administraciones pasadas, porque sería tanto como descalificarse a usted misma y desprestigiar a gente cercana a usted como Marcelo Ebrard, Alejandro Encinas o el mismísimo Andrés Manuel López Obrador.

    Así las cosas, señora Sheinbaum, centre sus esfuerzos en doblegar a la delincuencia y en hacer de esta Ciudad un lugar más seguro para todos. Eso fue lo que prometió. Por eso la gente votó por usted. No se ciegue con los halagos de millones de incondicionales que le dirán que usted es la mejor jefa de gobierno del mundo y que la sensación de inseguridad es solamente una insulsa percepción de los conservadores que se oponen al nuevo régimen.

    Ojalá, señora Sheinbaum, que su familia siempre esté bien, que siempre esté protegida y que nunca les falte nada. Que por ningún motivo, si usted o yo sufriéramos una desgracia, haya un presidente y una jefa de gobierno que rían y alcen sus manos en señal de triunfo ante los vítores de cientos, mientras usted y yo lloramos y morimos de tristeza. Por favor no me vaya a decir que la actitud serena y admirable de la madre de Norberto Roquillo me inhabilita a expresar mi indignación y preocupación, porque eso sería una falacia.

    No tome a mal mis palabras, señora Sheinbaum. A lo mejor usted dice: a este músico, por andar criticando, no lo va a apoyar mi gobierno. No se preocupe; ningún gobierno de esta Ciudad ha apoyado mi trabajo artístico, así que en esa materia no espero nada ni de usted ni de su administración. Empero, confío en usted en todas las demás áreas. Voté por usted. Y por eso exijo que enfrente el problema de la inseguridad con todos los recursos de que dispone, que no son menores. No está sola, señora Sheinbaum. Y por eso mismo no tiene derecho de fallar.

    Deseo que su gestión como jefa de gobierno sea la mejor de todas, la mejor desde que la izquierda tomó el poder en nuestra Ciudad, allá en el lejano 1997.

    @VenusReyJr

    Leer más
  • 11-06-2019¿LE ESTÁ QUEDANDO GRANDE LA CDMX A CLAUDIA SHEINBAUM?

    VENUS REY JR.

    La Cuarta Transformación está transformando a la Ciudad de México en un lugar más insalubre e inseguro de lo que ya era. La percepción de muchos habitantes es que la delincuencia está desatada y que el gobierno de Claudia Sheinbaum ha sido rebasado. Es muy común saber que personas de nuestros círculos cercanos han sido víctimas de algún delito. Antes se hablaba de las víctimas, digamos, en abstracto, porque no se tenía una relación cercana con ellas; pero ahora se habla del familiar, del amigo, del compañero de escuela o de trabajo, de personas con las que convivimos. Ya no son cifras ni estadísticas lejanas, sino personas de carne y hueso que conocemos, gente con la que interactuamos, o bien nosotros mismos.

    Claudia Sheinbaum es jefa de gobierno porque así lo quiso Andrés Manuel López Obrador. ¿Se acuerda usted que la candidatura se la disputaban ella, Martí Batres y Ricardo Monreal? ¿Se acuerda usted que Batres, muy disciplinado e institucional, no formuló ninguna objeción cuando Sheinbaum fue designada como candidata, y en cambio Monreal hizo un berrinche? A seis meses de iniciar su gobierno, Sheinbaum tiene un problema mayúsculo que no ha podido, ya no digamos resolver, como prometió, sino ni siquiera medianamente disminuir: la delincuencia va en aumento y está incontrolable.

    Todos los días hay casos nuevos de violencia. Los vemos en twitter, facebook y todas las redes sociales, y además son captados en video, lo cual da mayor realismo. No es lo mismo leer una noticia sobre un asalto en Santa Fe o sobre un secuestro en la alcaldía de Coyoacán, que ver el video en redes sociales. La sensación de vulnerabilidad que experimentamos todos es mayor. Estamos viviendo una escalada de horror que parece no tener fin y no se ve una acción clara e inteligente del gobierno que pueda eventualmente solucionar el problema. El gobierno de la Ciudad insiste en que las cosas no van mal. El mismo López Obrador ha dicho en público que está muy contento y que se siente muy confiado de que Claudia Sheinbaum gobierne la ciudad, pues eso le da tranquilidad para concentrarse en los temas nacionales, como si ella fuera una especie de delegada o regente que gobernara en nombre del presidente –como fue la norma hasta 1997, año en que Cuauhtémoc Cárdenas se convirtió en el primer jefe de gobierno electo–. Son dos ámbitos de competencia completamente distintos, ninguno subordinado al otro. AMLO no es el jefe de Sheinbaum, aunque en el discurso ambos personajes se empeñen en dar esa impresión.

    El caso es que la situación de inseguridad en la Ciudad de México es insostenible. Vivimos con miedo y bajo una preocupación constante. Hay gente que de plano mejor ni ve las noticias, pero eso es querer tapar el sol con un dedo. La delincuencia está desbordando por completo al gobierno de nuestra ciudad. No hay manera de ver las cosas favorablemente: Claudia Sheinbaum, Ernestina Godoy (titular de la Procuraduría de la CDMX) y Jesús Orta (titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana) están fallando. Y están fallando de manera extraordinariamente grave. No lo digo yo; lo demuestra la frialdad de los números.

    He aquí el incremento de los delitos de alto impacto en la Ciudad de México durante el primer trimestre (enero-marzo) de 2019. Al decir “alto impacto” me refiero a los delitos que más inciden en la sensación de vulnerabilidad de las personas. El secuestro, por ejemplo, tiene una fuerza mucho más demoledora en la psique colectiva que, digamos, el fraude. Veamos el incremento de estos delitos en el primer semestre de este año:

    Secuestro: 550%

    Violación: 454%

    Extorsión: 127%

    Robo a establecimiento: 62%

    Homicidio doloso: 48%

    Horrible situación. Pero déjeme decirle que el incremento en el segundo trimestre (abril-junio), cifras que se darán a conocer en julio, será todavía peor. No estamos avanzando ni un ápice; por el contrario, estamos retrocediendo.

    De nada sirve acusar al llamado viejo régimen de inventar estas cifras y difundirlas a través de su aparato propagandístico para desprestigiar a AMLO y a Morena. Inaceptable la sugerencia de Epigmenio Ibarra en el sentido de que el secuestro y homicidio del estudiante Norberto Ronquillo fue perpetrado por los que quieren restaurar al régimen autoritario. En un tuit publicado el 10 de junio, Epigmenio escribió: «Me uno a la enérgica condena y a la exigencia de justicia para el estudiante Norberto Ronquillo secuestrado y asesinado en CDMX. El aumento exponencial de la violencia alentado por quienes intentan, a todo trance, la restauración del régimen autoritario cobra una víctima más.» Por más que uno sea incondicional del nuevo gobierno, no es lícito ni humano llegar a semejante grado de estupidez y aprovecharse del dolor y la desgracia de una familia. Si de verdad el señor Epigmenio se cree sus palabras, qué pena; y si no se las cree, qué cinismo.

    Las cifras que estoy comentando fueron difundidas por Semáforo Delictivo, pero están sustentadas en datos publicados por la propia Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México. En este link del sitio web de la PGJ de la CDMX usted puede consultar las cifras, mes a mes, de la incidencia delictiva en la Ciudad, desde enero de 2014 hasta abril de 2019. Nadie se está inventando números –ojalá que no fueran reales, pero son inevitablemente reales–. He aquí el link: https://www.pgj.cdmx.gob.mx/procuraduria/estadisticas-delictiva

    A nivel federal, el nuevo gobierno ha desmantelado las Unidades Especializadas Contra el Secuestro (UECS), por falta de recursos y en pro de la austeridad republicana. A nivel de la Ciudad de México, también la Fuerza Antisecuestro, por motivos presupuestarios, ha sido cancelada. Es terrible, pero los ciudadanos hemos quedado en la total indefensión. Si uno de nosotros es secuestrado, no hay un cuerpo especializado, ni a nivel federal, ni a nivel de la CDMX, que pueda con estrategia e inteligencia rescatarnos.

    La gente votó mayoritariamente por Morena y sus aliados y otorgó un voto de confianza a Claudia Sheinbaum, quien fue muy puntual en criticar los defectos de la administración –muy mala y corrupta, por cierto– de Miguel Ángel Mancera. Muchos capitalinos vieron en Claudia Sheinbuam la solución a los graves problemas que aquejan la ciudad. Pero después de seis meses, al menos en materia de Seguridad, las cosas no podrían estar peor. El gobierno de Sheinbaum está fallando gravemente a sus electores y está traicionando la confianza y la esperanza que fueron depositadas en ella. Ojalá recule, rectifique, corrija y esta pesadilla/psicosis que estamos viviendo millones de capitalinos llegue a su fin.

    Si Claudia Sheinbaum alberga aspiraciones para llegar a la presidencia –el gobierno de la CDMX sería un gran trampolín–, su infructuosa gestión como jefa de gobierno las está destruyendo. Apenas empieza su gobierno. Falta cinco y medio largos años. No podemos esperar tanto tiempo. Queremos resultados ya. No creo que exista una sola persona en la Ciudad de México, ni siquiera ella, que no desee que los capitalinos podamos vivir en paz. No creo que haya alguien que no quiera ver a la delincuencia sometida y controlada, ni siquiera los más férreos, incondicionales e intransigentes simpatizantes de Morena y la 4T.

     

    Leer más
  • 22-05-2019LA LUZ DEL MUNDO...¡EN BELLAS ARTES!

    VENUS REY JR.

    No, amigo lector: no se trata del título de una ópera, de un oratorio o de una obra sinfónica. Tampoco es ballet ni teatro contemporáneos. No se trata del estreno de un compositor mexicano. No. Se trata de la Iglesia de la Luz del Mundo.

    Todos sabemos lo que ocurrió y todos conocemos la reacción de la autoridad: por gestiones de un senador del Partido Verde, Israel Zamora Guzmán, la Iglesia de la Luz del Mundo contrató un evento en Bellas Artes para rendir homenaje a su líder, Naasón Joaquín García, venerable Apóstol de Jesucristo, por su 50 aniversario (nació el 7 de mayo de 1969), y que dicho evento se llevó a cabo el pasado miércoles 15 de mayo en la sala principal de Palacio de Bellas Artes.

    La autoridad cultural –si así puede llamarse– dijo que no, que cómo iba uno a creer que ellos habrían autorizado un evento en Bellas Artes para celebrar el cumpleaños número 50 de un líder religioso, que qué mal pensada puede llegar a ser la gente; que primero está el Estado laico y sus principios constitucionales; y que, por si cupieran dudas, en ningún momento del evento se dijo que era el cumpleaños del Apóstol de Cristo y Apóstol de la Consolación, don Naasón Joaquín, ni se ofició algo parecido a un rito religioso. Es más, que ni siquiera se insinuó nada que tuviera que ver con religión o cosas de la divinidad. Que la sala principal de Bellas Artes se había contratado conforme a la normatividad, claro, con la mano auxiliadora del senador Israel Zamora, que no había habido ningún chanchullo o cosa extraña, todo claro como el agua, que se trataba de una presentación variopinta de fragmentos musicales de diversas obras, desde Carmina Burana hasta “El himno a la alegría”, una presentación, por cierto, de muy alta y exquisita calidad artística, tan alta y exquisita que ameritaba una gala, una gala-laica, tan laica como una balalaika de la era soviética, pero gala al fin.

    Y no cualquier gala, sino una gala a la altura de Martí Batres, presidente del Senado de la República, que acudió en smoking, impecable, acompañado de su guapísima esposa –eso sí hay que reconocerlo: se veían espectaculares los dos–; una gala que ameritaba la presencia en el palco de honor del diputado presidente de la Comisión de Cultura, Sergio Mayer, y, desde luego, la del propio festejado, el venerable Apóstol de JC. Porque, hay que decirlo, con tanto trabajo que tienen nuestros legisladores, pocas veces van a conciertos, menos aún si no son melómanos o connosseurs, que se sepa, de esta noble arte; vaya, que ni siquiera se sabe que sean aficionados o diletantes, a no ser que se trate del grupo Garibaldi y su canción Banana (yo tengo una bolita que me sube y me baja, ay, ay, ay…). ¿Por qué habrían de ir a este concierto, si muy difícilmente van a otros? Me refiero a conciertos o recitales de música como bella arte, no un concierto de La Arrolladora Banda El Limón. Algo especial tendría que haber… ¿quizá el cumpleaños del Apóstol de Jesus Cristo?

     

    Si no el cumple de don Naasón, ¿tal vez el rocambolesco, chirriante y kitsch programa? Mire usted que no cualquier día puede uno asistir a un concierto en donde se toquen fragmentos de Carmina Burana, Aída, La Traviata, La Flauta Mágica, La Bohemia, Fausto, Pagliacci y el ¡“Himno a la alegría”! Lo pongo entre comillas porque, desde luego, que se toque un fragmento de ocho minutos del cuarto movimiento de la novena sinfonía de Beethoven –que dura casi 25 minutos–, precisamente el pasaje del “Himno a la alegría”, y que encima de la música –que se oye muy desafinada, al menos en los videos que se han dado a conocer– un narrador disfrazado declame algo así como un texto de superación personal de los que se pueden comprar mientras se hace cola en la caja de un supermercado, es algo que no tiene parangón en la historia de la música.

    ¿Por qué el senador Batres y el diputado Mayer habrían de asistir a un evento así de kitsch, así de estridente, así de cargado, así de colorido? Kitsch, estridente, cargado y colorido como podría ser una función de lucha libre, una fiesta de XV años con chambelanes, bailables y coreografías, o la misma arquitectura del Templo de la Luz del Mundo en Guadalajara. ¿Por qué, si difícilmente estos personajes asisten a conciertos? Ah, pues porque quizá esta luz del mundo no sea cualquier luz del mundo: quizá sea la verdadera Luz del Mundo. Yo no sé si esta iglesia ya se cuatrotransformó o si, al revés, la Cuarta Transformación ya se nos está iluminando, pero algo muy importante tuvo que ser para distraer las muy ajetreadas agendas de estos dos legisladores, sobre todo de Batres, y de varios políticos más, entre los que podemos mencionar al senador Félix Salgado Macedonio (seguro gran amante de la ópera), a la subdirectora general del INBA, Laura Ramírez; y a don Agustín Ortiz Pinchetti, fiscal electoral.

    Que no digan las autoridades culturales que no sabían lo que iba a suceder en el Palacio de Bellas Artes, porque eso no se los cree nadie, además de que quedan como tontos: “mire usted que nos vinieron a chamaquear”. Hubo publicidad previa por todos lados que claramente indicaba que el concierto era para conmemorar al líder de la Luz del Mundo: él era “El Guardián del Espejo”. Mejor que acepten el gran error y se disculpen.

    Mire usted que hacer la “fiesta de cumpleaños” de un líder religioso, fiesta disfrazada de “homenaje”, “homenaje” que a su vez se disfraza de “gala operística” –eso no es una gala operística ni yendo a bailar a Chalma–, en uno de los recintos artísticos con más prestigio a nivel mundial; todo esto es un monumento al exceso, a lo recargado, a lo grotesco y raya en la vulgaridad. Que las autoridades de la Secretaría de Cultura y del INBAL hayan dado anuencia y visto bueno a semejante bodrio es algo sumamente triste y preocupante. Y que quisieran vernos la cara con sus explicaciones insensatas, es cinismo puro. ¿Cómo algo de tan “feo” gusto pudo llegar a “Bellas” Artes?

    Martí Batres dijo que él había visto un espectáculo musical, fragmentos de ópera, y que en ningún momento hubo ningún acto religioso. Así se exculpó el presidente del Senado. ¿De verdad no sabía Martí Batres de qué se trataba? Pues iba muy elegante como para no saberlo. Nadie se pone un smoking y sale tan elegante con su guapísima esposa nada más porque sí. ¿Ahora resulta que don Martí es amante de la gran música? En política no existen casualidades. Si asistió, fue por algo.

    Quienes defienden absolutamente todo lo que tenga que ver con AMLO, Morena y el actual gobierno, argumentan que, en efecto, no hubo nada religioso durante el concierto, que en todo caso el homenaje al Apóstol de Jesucristo se llevó a cabo en un lugar diferente del Palacio de Bellas Artes, y que, de cualquier manera, no habría que ser uno tan quisquilloso, pues podríamos caer en el extremo de prohibir la representación de los Réquiems de Mozart y Verdi, que son sendas Misas de Difuntos, o los oratorios religiosos de Bach (me refiero principalmente a las Pasiones, la de San Mateo y la de San Juan), o incluso su Gran Misa en Si menor, por ser obras, sí, artísticas, pero eminentemente religiosas. Bueno, no vale ni la pena intentar contestar semejante argumento. Quien de verdad sabe de música y ama las artes, jamás habría esgrimido semejante insensatez.

    Naasón recibió la Luz de su padre, Samuel Joaquín, y este de su padre, Eusebio Joaquín, fundador de la Iglesia de la Luz del Mundo. Abuelo, padre, hijo: casi la trinidad. ¿Transmisión del poder estilo Corea del Norte, es decir, de padre a hijo? No vaya usted a mal-pensar: el sitio web de la Iglesia de la Luz del Mundo señala que no es que haya heredado la Luz de su padre, Samuel Joaquín, sino que a la partida física de éste, Naasón “recibió el llamado divino para iniciar el Ministerio del Apostolado y un nuevo tiempo de dispensación, mismo [sic] que es manifestado a la Iglesia el 14 de diciembre de 2014, para asumir la noble dirección de la Iglesia…”

    Como tampoco faltan los que culpan al presidente de todo, hay que decir que AMLO manejó bien esta pequeña crisis cultural. No habrá despidos en Cultura ni en Bellas Artes –como muchos querrían–, dijo en la conferencia de esta mañana, pero sí está exigiendo a los funcionarios, empezando por Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, que aclaren, expliquen y se disculpen. Ojalá no se vuelvan a presentar casos como este.

    Por cierto, Naasón es un personaje bíblico. Fue él quien primero caminó dentro del mar, antes de que se abrieran las aguas. Me refiero al conocido pasaje del Éxodo en donde Moisés guía al pueblo de Israel para escapar de la ira del faraón. Como Naasón fue quien inició el paso, el nombre viene a significar algo así como “el que inicia”, o “el iniciador”, o “el primero”. No vaya a cumplirse la Palabra y sea este, nuestro venerable Naasón de Jalisco, el primero de muchos líderes religiosos que renten el Palacio de Bellas Artes para rendirse auto-homenaje. Dios no lo quiera.

    @VenusReyJr

    Leer más
  • 11-04-2019Para ESO son pero NO se piden

    Por Patricio Carvallo

    Hoy pensé en lo que significa pedir perdón. Luego llego a mi casa y veo este post: "Pedir perdón demuestra que usted está dispuesto a poner el futuro de la relación en manos de la persona ofendida...'¿Me perdonas por favor?' Usted sabe que no puede contestar la pregunta por la parte ofendida, pero hay una condicionante imperceptible (a veces). Esta elección de perdonar o no, le implica evaluar desde una visión subjetiva la gravedad de la falta, misma que podría disminuir el equilibrio de la relación y dificultaría restablecerla sin rencores, a menos de que se ofrezca una compensación para resarcir el daño.

    Desde el punto de vista político la base histórica del respeto es la Declaración de los Derechos Humanos del Hombre de 1789. Aquí los representantes del pueblo francés, constituidos en Asamblea Nacional, consideraron que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos del hombre son las únicas causas de las desgracias públicas y de la corrupción de los Gobiernos. Por ello declararon de manera solemne los derechos naturales, inalienables y sagrados del hombre! La finalidad era tener siempre presente esta declaración, conduciendo a los ciudadanos a contribuir constantemente al mantenimiento de la Constitución y felicidad de todos, es decir el bien superior. Esto se reconoció y declaró bajo los auspicios del Ser Supremo! Desde entonces, los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. Las distinciones sociales no pueden fundarse más que en la utilidad común.

    No obstante, así como la migración, el colonialismo (europeo) fue un fenómeno que ‘permitió’ explotar y enajenar de forma masiva los recursos de territorios de un Estado extranjero por medio de ocupación permanente, es decir, garantizar su abasto y seguridad. Sin embargo, dicha ocupación se transformó en imperialismo y se expandió con la revolución industrial al punto de declarar que los territorios africanos considerados sin dueño serían susceptibles de apropiación por el primer ocupante. Se legitimaba tal ocupación al haber establecido una organización política y administrativa efectiva.

    Con la misma visión eurocentrista, en el 2014, el Presidente Alemán pidió perdón públicamente por la masacre cometida por el ejército alemán durante la segunda guerra mundial, hecho que repitiera Angela Merkel en 2015. El nazismo fomentó la unión y el nacionalismo. El estado ejerció un control del individuo por todos los medios posibles como propaganda, demagogia y represión. Se trataba de un estado corporativista que centralizaba la economía y buscaba un espacio vital para el desarrollo alemán.

    Así, NO creo que las disculpas se recauden. El perdón lo pide el ofensor cuando siente culpa por haber causado la desaparición de pueblos y culturas o violado algún principio de vida. El ofendido primero fue moneda de cambio (esclavismo), luego sometido al yugo colonial perdiendo la identidad nacional que implicó romper su cultura y, en términos de los sobrevivientes del holocausto, ‘te rompe el alma’ y te obliga a crecer con desventajas. Es sumamente difícil reconocer una equivocación pues conlleva humildad, pero al pedir perdón hay nobleza y no la hubo. Sin embargo, al interior, es pura retórica.

     

    Leer más
  • 26-03-2019Un cuarto de siglo después de Lomas Taurinas

    Por Mónica Uribe

    El fin de semana pasado me enfrasqué en Netflix y vi completa la serie Historia de un crimen: Colosio. Los ocho capítulo me los eché casi de un tirón en dos días. Confieso que me daba una enorme curiosidad ver cómo los productores abordaban un tema que me tocó vivir y que recuerdo con claridad, aunque ya existe un horizonte histórico considerable. El asesinato de Luis Donaldo Colosio me impactó. Obvio, me impresionó la situación de la viuda y de los dos pequeños que en menos de ocho meses se quedarían huérfanos. Desde el punto de vista político, constituía una conmoción mayúscula del sistema, sólo comparable al asesinato de Álvaro Obregón, otro sonorense, en 1928. En lo personal, cambió mi rumbo laboral.

    Veinticinco años han pasado. En ese lapso, han subido al poder el PAN y la izquierda; el PRI se fue y regresó con bastante mala pata, porque no supo retener lo reconquistado. Entre la soberbia y la avaricia, el PRI poco aprendió de la tragedia de aquel 24 de marzo de 1994. Desde entonces, los celulares ya no son ladrillos sino teléfonos inteligentes, las televisiones son planas, los diskettes ya ni existen y los archivos se guardan en dispositivos cada día más pequeños. Televisa ya no es monopólica y las plataformas digitales le comen el mercado a la televisión abierta y de paga. Ahora nos comunicamos prácticamente en vivo por Skype  - muchos creímos que eso nada más pasaba en Los Supersónicos y resulta que ahora somos los más entusiastas usuarios -  y las redes sociales dominan la escena; los partidos cada día son más cuestionados, lo mismo que sus líderes. la clase política y el sistema político en general. El origen de la desconfianza podría trazarse hasta esa nefanda tarde en Tijuana, al ritmo de la horrenda canción que es “La Culebra”. Todavía hoy siento una inquietud extraña al escuchar esa tonadilla.

    Si en 1994 hubiese habido toda la tecnología con la que hoy contamos, creo que algunas cosas habrían sido radicalmente distintas, como por ejemplo la comunicación interna del equipo de campaña, y se hubiesen podido evitar una serie de problemas en cuanto a convocatoria. Pero esto no es más que una especulación de historia contrafáctica … Las cosas fueron como fueron, aunque a la fecha no sepamos exactamente cómo y por qué sucedieron. Veinticinco años después  - pese a que el cuarto fiscal del caso, Luis Raúl González, dio por terminada la indagatoria en el año 2000 al considerar que las evidencias sólidas señalaban a Mario Aburto como único autor intelectual y ejecutor del crimen – persiste la duda acerca de la responsabilidad intelectual del magnicidio. Desde entonces, cada aniversario significaba que nuevamente se especulase sobre la veracidad de los resultados de la investigación, sin que hasta la fecha aparezca una prueba superviniente que obligue a reabrir el caso.

    Históricamente hablando, la campaña de Luis Donaldo Colosio fue un horror para el propio candidato y su círculo cercano desde el primer instante del 1 de enero de 1994 que se levantó el EZLN y la sucesión presidencial quedó en un segundo plano, si no es que en un tercero …. La campaña inició el 10 de enero, casi inadvertidamente; mejoró apenas hasta después del 6 de marzo, esto es, después del famoso discurso “de rompimiento” con el entonces presidente Salinas. Podría decirse que en realidad, la campaña empezó a partir de ese momento. Duró escasos veinte días en los que incluso se logró que el principal rival de Colosio, Manuel Camacho, dejara de ser la piedra en el zapato con su protagonismo como comisionado para la paz en Chiapas. Justo en la gira a La Paz y Tijuana, ya las cosas parecían haber mejorado sensiblemente para el candidato priista.

    Pero regresemos al presente. Un cuarto de siglo tuvo que pasar para que una historia trepidante como el caso Colosio traspusiera las fronteras nacionales a través de una serie de Netflix, que empezó a transmitirse en esa plataforma a partir del viernes 22 de marzo. Lo destacable es que la serie trata de ser fiel a los hechos históricos y dos personajes están muy bien caracterizados: Diana Laura Riojas y Carlos Salinas de Gortari. La ambientación es regularmente buena, aunque en términos actorales no me terminó de convencer, quizá porque a algunos de los personajes escenificados los conocí personalmente y sus caracterizaciones están lejos de la realidad o responden a clichés.

    Quizá el aspecto que más me gustó fue que a lo largo de la trama, se incorporan las hipótesis que los diferentes actores de los hechos tuvieron o pudieron tener sobre los acontecimientos. En la serie se ve que la gran mayoría de los actores políticos, desde el entonces presidente hasta el jefe de investigaciones de la policía municipal de Tijuana  - el que en la realidad murió asesinado antes de noviembre de 1994 -  creyeron que detrás del asesinato de Colosio había un complot y posiblemente ninguno dio crédito a la tesis del asesino solitario. El problema es que, como se relata en la serie, la cadena de custodia y la preservación de la escena del crimen no se cumplieron, por lo que las evidencias pudieron haber desaparecido de manera casi inmediata y las evidencias concretas apuntaban a Aburto. Sin embargo, el obstáculo mayor fue la voluntad política de preservar la lógica del sistema aún a costa de las vidas humanas. En ese sentido, la serie sigue siendo parte de las denuncias formuladas por la falta de credibilidad en los resultados de la investigación, tanto que hasta el propio Andrés Manuel López Obrador se plantea la posibilidad de reabrir el caso “para hacer justicia”. Ello implicaría, en el mejor de los casos, la aparición de una prueba superviniente, es decir que se encuentre una evidencia adicional que indique otra línea de investigación. Podría suceder, pero lo más importante sería consultar a Luis Donaldo Colosio Riojas y a su hermana Mariana si ellos desean la reapertura del caso, pues sólo ellos tienen el derecho, moralmente hablando, de recomenzar la investigación. A esa decisión debería atenerse el presidente, en su caso.  

     

     

    Leer más
  • 19-03-2019Eco, el fascismo y la 4T

     

    Por Mónica Uribe

    Hace unos días me topé con un texto fascinante en Facebook, un recuento de los indicadores del fascismo según el filósofo y novelista italiano Umberto Eco, al que sobra decir que soy su más rendida admiradora desde que leí El nombre de la rosa y Las apostillas … hace ya algunos lustros. El texto en cuestión es “Los catorce síntomas del fascismo eterno”, que escribió en 1997 en el que expresa su perplejidad ante las numerosas lecturas del concepto de fascismo, según el espacio y el tiempo, aunque en casi todos los casos, el término lleva la connotación de autoritarismo y de regímenes totalitarios. Curiosamente, el concepto mismo implica, según Eco, una serie de paradojas y contradicciones que hacen del término fascismo algo socorrido para describir situaciones y conductas muy diversas, aunque todas contrarias a la libertad de expresión y pensamiento.

     

    Eco sabía perfectamente de qué hablaba, pues pasó su infancia en medio del régimen de Mussolini y la segunda guerra mundial. Al respecto señalaba que la dictadura del “Duce” era más o menos benévola, o mejor dicho, un poco menos totalitaria que el franquismo y el nazismo por la debilidad filosófica de su base ideológica, lo que le daba un carácter más “líquido” (diría Zygmunt Bauman) y por ello le parecía singular que el concepto fe fascismo fuese utilizado por describir regímenes autoritarios de lo más variopintos y no necesariamente idénticos a la Italia de Mussolini.

     

    Eco señaló catorce indicadores del fascismo:

     

    1.El culto a la tradición.

     

    2.El rechazo a la racionalidad moderna

     

    3.El culto a la acción por la acción misma, irreflexivamente, en detrimento del pensamiento.

     

    4.El desacuerdo o la crítica constituyen traición.

     

    5.El miedo a lo diferente, lo que deriva en racismo y xenofobia.

     

    6.Apelar a la frustración social, típicamente de las clases medias.

     

    7.La obsesión por la conspiración, de ahí también la xenofobia.

     

    8.Los enemigos son alternadamente, fuertes y débiles.

     

    9.El pacifismo es negociación con el enemigo; se vive para luchar, no se lucha para vivir.

     

    10.Desprecio por el débil. El elitismo es una característica típica de la ideología reaccionaria.

     

    11.En la ideología fascista, la heroicidad es la norma y existe un culto al heroísmo, ligado al culto de la muerte.

     

    12.Machismo e intolerancia a la diversidad de género.

     

    13.Populismo selectivo a través de los medios electrónicos y redes sociales. La respuesta de los usuarios de redes se presenta como la voz del pueblo.

     

    14.Los libros de texto escolares tienden a limitar los instrumentos y herramientas que estimulan el razonamiento complejo y crítico.

    ¿Observamos características del fascismo en la 4T? Habrá que admitir que algunas sí y otras no. Por lo que toca al culto a la tradición, es un sí rotundo, hasta en la imagen institucional del gobierno, pasando por ese énfasis en la historia y en los mitos oficiales. En cuanto al rechazo a la racionalidad moderna, sí se observa una aversión a la tecnocracia, pero no a la modernidad en general. Sobre el tercer punto, se podría decir que el nuevo gobierno presenta algunos rasgos irreflexivos, pero un culto a la acción como tal, me parece que no. En lo referente al desacuerdo o crítica como traición, indudablemente es una de las características del actual gobierno. Existe un miedo a lo diferente, especialmente a los que consideran como privilegiados en el pasado, así que también le damos palomita. En cuanto apelar a la frustración social, otra palomita más, pero no sólo de las clases medias sino de la población en general. ¿Existe una paranoia conspiracionista? Indudablemente por lo que ya sumamos cinco palomitas completas y dos medias palomitas, lo que nos da seis de siete y apenas vamos a la mitad.

     

    ¿Los enemigos son a veces débiles y a veces fuertes según el discurso gubernamental? Pues sí, es otra característica que presentan. En cuanto si el pacifismo es negociar con el enemigo y que la vida sea para luchar, me parece que no es un rasgo presente, lo mismo que el desdén por el débil; al contrario, el discurso presidencial siempre es en favor de los más desposeídos. ¿Se observa un culto a la heroicidad? En cuanto a los próceres históricos, sí, pero no se ve un culto a la muerte o cosa semejante. En cuanto al machismo y la intolerancia a la diversidad de género, pareciera que no, pero las acciones de gobierno han hablado más que las palabras: es un sí rotundo. Por lo que hace al populismo selectivo en las redes sociales, pues éstas son benditas según el líder máximo de la 4T, así que no que da más remedio que poner otra palomita. Y con respecto a la educación como vehículo de control social, los contenidos de los libros de texto gratuito no son atribuibles a este gobierno, pero efectivamente no son una herramienta para la reflexión y el pensamiento crítico, pero no tanto por sus contenidos sino porque los maestros no cuentan con una formación integral y continua. De este segundo bloque llevamos tres palomitas completas, así que en total el actual gobierno cumple con nueve de catorce indicadores, aunque en justicia deberíamos hablar de 13, porque el último no aplica en este caso. Pero 9 de 13 supone casi el 70 por ciento de respuestas afirmativas, luego entonces, encontramos bastantes rasgos del fascismo según Eco. El problema, sin duda, no es dónde estamos, sino hacia dónde nos encaminamos … y lo más urgente es definir qué vamos a hacer como sociedad para la protección de derechos y libertades, así como para gestionar los contrapesos institucionales que hasta el momento garantizan un cierto equilibrio de poderes.

     

    Leer más
  • 19-03-2019Mes de la mujer

    Por Patricio Carvallo

    Los vaivenes de la información, junto con los de la política, me confirman que las arengas no solo enardecen los ánimos, sino el momento a modo.

    Desde el punto de vista migratorio, la mujer puede ser la que espera en la comunidad de origen cuidando a sus hijos, sus animales y tierras, las transmigrantes que acompañan a sus parejas o van a reunirse con su esposo y familia al país de destino, y las residentes o inmigradas que ya han establecido algún tipo de arraigo, incluso involuntario, generando familias binacionales que como en las guerras mundiales fueron resultado de una migración forzada.

    Las manifestaciones de reconocimiento a la mujer trabajadora, al día de la madre o por el simple hecho de ser mujer me parecen absurdas ya que el hecho mismo las hace parecer de otra especie. En ésta urgencia de igualdad habrá que empezar diciendo que no deben ser tratadas diferente en ningún aspecto. De ser posible, inculcarles la misma educación que a los varones, alejada de los roles de género que hoy no tendrían que ser tema de discusión. Por ello, considero que la marginación comienza desde quien inicia el relato. En este caso, las historias por igual son escritas por mujeres y hombres que fueron educad@s en su vasta mayoría por mujeres en su casa (madres o trabajadoras), por maestras en su escuela y por abuelas los fines de semana. Por lo menos en México, me parece que la responsabilidad del trato que vivimos es compartida.

    En consecuencia, Yalitza Aparicio es primero mujer, luego mexicana, oaxaqueña con ascendencia mixteca quien concluyó una formación profesional que la convirtió en licenciada. Más adelante tuvo una oportunidad de ser actriz, cuyo desempeño fue capitalizado y sigue siendo motivo de orgullo ahora al ser invitada de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Lo interesante es que en la película Roma su papel no fue de maestra, sino de trabajadora doméstica. Entonces, la ONU/OIT la invita además de por sus dotes histriónicas, por su compromiso con cualquier tipo de trabajo o por ser maestra? Las notas de la farándula resaltan su ascendencia, mientras que la nota de El Heraldo decía que ‘sacó del olvido a las trabajadoras domésticas’.

    Ciertamente, uno de los trabajos más frecuentes de las mujeres migrantes indocumentadas es el de trabajadora doméstica, aunque el principal es de servidora sexual, y en general el rubro de servicios que por su condición migratoria están obligadas a acatar. Otro tema es que la huelga sexual como arma para defenderse ha quedado atrás, ya que hoy se les acosa y obliga, de ahí las violaciones y muertes.

    Con dichos antecedentes de educación, de necesidad y de entereza no es de extrañar que las aludidas se quejen de que se les regale flores en su día, cuando éste se concibe para elevar la voz, para manifestar hartazgo de inequidad, abuso, injusticia, opacidad, entre muchos otros que viven a diario.

    Pero entonces, qué hacer diferente? Más allá de reconocer la biología que han demandado que se les trate con cuidado, sugiero se les reconozca iguales. No es nuevo. No se ha hecho suficiente. Yalitza no es indígena, no es maestra, es mujer, punto.

    Leer más
  • 19-03-2019¿QUE PASO HOY?/19/marzo/19

    721 a.C.: Según los Babilonios ellos hacen el primer registro de un eclipse lunar. Sumeria los mira con sospecha y dice que es mentira.  #PeleaDeAncestros.

    1522: Se funda Toluca. #PueblosMagicosFTW

    1823: Agustín de Iturbide abdica como Emperador. #Emperador2019 #CamisetaMarrón

    1895: Los hermanos Lumiere (Si, como los cines) hacen su primera grabación. #GraciasPorHollywood.

    1911: Dia original del Dia Internacional de la Mujer. Luego se movió al 8 de marzo porque caía en domingo y es más fácil marchar en domingo. A nadie se le ocurrió que el día se iba a mover en los años siguientes. #TrueStory

    1915: Al no-planeta Plutón, le sacan su primera fotografía. #AunSoyPlaneta #SelfieGaláctica

    1931: El estado de Nevada legaliza las apuestas. #VivaLasVegas

    1953: Es el primer año que los Oscars pasan en la tele y seguramente también el primer año que la Academia se quejó de que a nadie le interesaban los premios. #MientrasMasCambiamos…

    1967: ¡Doce mujeres conforman el primer jurado enteramente femenino del Reino Unido! En lo que seguramente era una declaración feminista para la época el juez les dice: “A pesar de ser mujeres han llegado a la verdad igual que un jurado de caballeros.” #GraciasNoGracias #CumplidosNegativos

    1970: Los lideres de las dos Alemanias se reúnen por primera vez desde 1949. #EsMiHermano #ReuniónFamiliarIncómoda

    1982: Empieza la Guerra de las Malvinas entre Argentina e Inglaterra (Spoiler Alert: No termina bien para Argentina) #SonArgentinos #SonBritanicos

    NACIMIENTOS BUENOS, MALOS Y FEOS

    1787: Nace Delphine Lalaurie, interpretada por Kathy Bates en American Horror Story. Dueña de esclavos, bruja y asesina serial. También la conocen como el monstruo de Nueva Orleans. #AHS #AsesinosSeriales

    1848: Nace Wyatt Earp, una especie de proto Clint Eastwood pero de la vida real, marshall de Estados Unidos, tirador experto y leyenda del Viejo Oeste (Para los que miren Netflix, ancestro de Wynonna Earp) #OriginalSpaghettiWestern

    1943: Nace Mario Molina, científico mexicano que ganó el premio Nobel por descubrir que estábamos convirtiendo la capa de ozono en queso suizo. (Estamos bastante seguros de que eso decía la placa verbatim.) #PremioNobelPorQuesoSuizo

    MUERTES

    1999: Muere Jaime Sabines, poeta mexicano. #TomateLaLunaACucharadas

    2005: Muere John Delorean, creador de la máquina de tiempo o ingeniero que fundó la compañía de carros Delorean. La que les parezca mejor. #MartyMcFly

     

    Leer más
  • 19-03-2019Pero, qué necesidad

    Por: Luis Farias Mackey

    Inoportuna torpeza.

    Dos temas de actualidad: la grilla de lo que queda del PRI y el error de revivir el tema de la serie de “El populismo en Latinoamérica”.Algunos queridos amigos me mantienen al tanto del anquilosado tratamiento que el PRI da a sus estertores con aires supuestamente modernizadores y de apertura, mismos que mueven más a la lástima y al asco que al interés.Ya lo dijo Touraine: “la nostalgia no es portadora de ninguna enseñanza relativa al desarrollo de nuevos tipos de vida social, política y cultural”.Sus calenturas, sin embargo, deben sudarlas por igual nuestras demás organizaciones partidistas, sean triunfantes o menguantes, porque queda claro que los partidos, en tanto vehículos para procesar la participación ciudadana, van de salida.Quien festeje los descalabros del PRI, festeja su propio funeral; habida cuenta que todos van en el mismo tren llamado Olvido.-----Hay personajes que siembran tempestades, invocan tormentas y cultivan aquelarres. López Obrador le echó el ojo a Santiago Nieto por haber sido defenestrado por Peña, sin ponderar el porqué de su caída.Pues bien, el Señor Nieto le ha dado por revivir en mal momento y en una cacería de brujas tipo Salem la serie “El populismo en América Latina”, buscando involucrar en delitos electorales a empresas, empresarios y académicos críticos de la 4T. En mala hora trae a cuenta un tema que, ahora sí, cuenta con referentes cercanos para comparar las acusaciones de entonces con los dislates, pifias, errores y rencores de estos primeros 100 días.¿Por qué revivir algo olvidado y, en todo caso, saldado como guerra sucia, cuando hoy quien ayer no lo vio lo verá y todos lo harán con otros ojos, información y referentes no necesariamente favorables al actual gobierno y sus dificultades?Si alguien aún anidaba dudas sobre el talante autoritario de López Obrador, ya no le quedará duda posible: la asociación entonces declarada ha sido ya confirmada en los hechos y desde el poder por el propio López Obrador avalando con su presencia los ladridos de su perro de caza y casa. Me acusaste de populista, parece decir, pues en confirmación de ello te persigo como tal desde y con todo el aparato del Estado. Por cierto, si como aseveró Nieto al momento de caer, tenía todo listo para perseguir el caso de Odebrech y para evitarlo lo cesaron, qué espera para hacerlo ahora que goza de la confianza absoluta del poder omnímodo. O es que le es más ventajoso y redituable perseguir políticamente a adversarios del régimen que combatir con la impunidad y la corrupción; sin dejar de señalar que lo que hoy hace es corrupción del poder y desde el poder.Quizás presenciamos ya el retiro de las caretas y el inicio de persecuciones políticas propias del totalitarismo que dejarán al priísmo autoritario como una vil pastilla de clorato.Espero, sin embargo, que sea solo una más de las salidas en falso de Santiago Nieto que, como Taibo y tantos otros, solo le traerán a López Obrador más quebrantos que tranquilidad.Habrá alguien en el gobierno que le pregunte a López Obrador qué gana con abrir un frente mas de batalla y con un tema que le es más perjudicial que propicio y, a cuál más, inoportuno. No creo.Puede, sin embargo, que no sea Nieto el autor intelectual de semejante aberración y solo su amanuense, en cuyo caso se confirmaría que gobierna el rencor y no la inteligencia. El populismo autoritario del que habla la serie y escribe magistralmente Krauze sería entonces un hecho confirmado y realidad.PS.- También puede ser que sus mediciones vayan tan mal que, en desesperación, tiendan esta cortina de humo para desviar la atención y deliberación públicas.

    Leer más
  • 05-03-2019FLORENCE LAWRENCE, LA PRIMERA ESTRELLA DE CINE

     

    Por Gabriela Guerrero

    “Solia sentarme en mi camerino y preguntarme durante cuanto tiempo podría seguir creando    ficciones” Florence Lawrence

     

    Como casi todo en la historia de la humanidad, Hollywood inició con una pregunta. Y esta pregunta fue, por supuesto, profunda y misteriosa: ¿cuándo un caballo galopa, sus cuatro patas dejan el piso al mismo tiempo? Y uniéndose a la larga lista de pensadores franceses, Louis Le Prince la respondió en 1888 en la primera película del mundo: Roundhay Garden Scene. Duró 2.11 segundos.

     

    Del otro lado del Atlántico, en Canadá, una niña de 3 años llamada Florence Lawrence (Flo Law de ahora en adelante) hacia su debut en el escenario con la troupe de vaudeville de su madre. Louis Le Prince y Flo Law nunca se conocerían, por supuesto, pero juntos darían a luz al Hollywood que conocemos.

     

    Claro que en aquel entonces Florence no sabia eso. No soñaba con ir a Hollywood porque aún no existía y no sabia nada de estatuillas doradas porque la Academia no se conformaría hasta 1929. Para el caso, no sabia casi nada de Estados Unidos, porque ironía de ironías, en una moda que sigue hasta hoy, la primera estrella americana de cine ni siquiera era americana. Canadiense de clase baja, era hija de un inglés y una irlandesa que habían emigrado para huir de la hambruna y la pobreza. Talentosa desde pequeña, comenzó a actuar con su madre desde los 3 años y en un mundo claramente necesitado de entretenimiento, enormes multitudes se congregaban para verla exhibir su mayor talento: Silbar. Era un mundo claramente necesitado de entretenimiento. La llamaron Baby Flo, la maravillosa niña silbadora.

     

    En 1906 se mudó con su mamá a Nueva York y consiguió papeles de inmediato, pero mientras los actores famosos de nuestros días son algo más bien cercano a la realeza en aquel entonces la actuación era más cercana a la prostitución: vulgar, sucio, mal pagado y anónimo. Fue Florence quien cambió eso y en un genial giro del destino, su primera película importante fue Daniel Boone o Días Pioneros en América.

     

    En 1908, firmó con Biograph Studios y ese fue el comienzo. Durante el siguiente par de años hizo más de 60 cortometrajes mudos lo cual la volvió una figura reconocida y después de su matrimonio con otro actor, su fama se solidificó y comenzó la cultura de la celebridad. Para sorpresa del estudio y la misma Florence, comenzó a tener fans personales que escribían miles de cartas al día preguntando al estudio el nombre de la misteriosa “Chica de Biograph”.

     

    Ahora bien, cuando decimos que los actores eran anónimos era que no existían los créditos después de las películas, que incluso los directores solo se referían a ellos como “aquella rubia” “esa morena” y  una razón para este anonimato era la tradición: hasta el siglo XX, los actores habían sido considerados poco más que bufones pero había otra razón, más oscura: los estudios temían que si los actores tenían fama personal y estatus entonces comenzarían a pedir mejores sueldos, servicios médicos y contratos. Por supuesto, los estudios tenían razón y en cuanto su nombre se reveló, Florence pasó de ganar 20 dólares semanales como una actriz anónima y costurera a ser una actriz a quien todos reconocían y que ganaba 100 dólares semanales. Fue la primera actriz que luchó abiertamente por los derechos de los actores y, sobre todo, de las actrices. En 1910, cuando las mujeres ni siquiera tenían derecho al voto, Florence era una sufragista y una feminista que se volvió la pesadilla de directores con sus molestas preguntas acerca de igualdad de pago. La original #MeToo.

     

    En 1912, Florence y su marido comenzaron una compañía propia llamada Victor Film Company. Por primera vez en su vida, y en la historia del cine, una mujer ganaba mas que un hombre. Florence ganaba 500 dólares (12, 000 dólares actuales) y su marido 300.

     

    Como a casi todas las mujeres poderosas, fue un hombre (o varios) quien le amargaría la vida En un matrimonio turbulento, Florence pasó los siguientes tres años luchando contra la depresión de su esposo y convenciéndolo de que no se suicidara. En 1914, su compañía fue comprada por la recién nacida Universal Studios y en 1915, mientras filmaba, sufrió una caída que le rompió la columna. Pasó cuatro meses paralizada. Aun peor, Universal se negó a pagar su tratamiento.

     

    Aquejada por dolores severos, dejó de trabajar y después de su última gran producción, Elusive Isabel, en 1916, su brillo se desvaneció. Para 1924 y después de todo su trabajo para sacar a los actores de la oscuridad, su rostro mudo volvió al anonimato y su trabajo se redujo a papeles de extra sin créditos. Para cuando llego el cine hablado, ya nadie recordaba quien era Florence.

     

    Los 20´s tuvieron un comienzo difícil, su marido murió e incapaz de competir con estrellas como Clara Bow y Louise Brooks, Florence se dedicó a otras cosas. Fue la primera vez que una actriz desarrollaba una línea de cosméticos con su nombre y probó ser enormemente exitosa. Todas las mujeres querían tener ese “brillo de actriz”. Pero la Gran Guerra y la Gran Depresión arruinaron la economía y, sin ventas, cerró su tienda.

     

    Volvió a casarse, pero se divorció de nuevo y en 1929, perdió toda su fortuna. Durante el mismo mes, su madre murió.

     

    En 1933, se casó con un alcohólico que la golpeaba y se divorció cinco meses después.

     

    Sufriendo de depresión y extraños dolores, los doctores le detectaron “una misteriosa enfermedad de los huesos” (que resultó ser mielofibrosis) y le dijeron que era incurable. Corría 1937.

     

    Un año después, viuda, divorciada y casi en la pobreza absoluta, se maquilló, se arregló y se bebió una enorme cantidad de jarabe de tos y veneno para hormigas y se mató.

     

    Florence tuvo un final triste. A pesar de haber obtenido el primer crédito en una película fue enterrada en una tumba sin nombre. Durante 53 años su tumba permanecería anónima. En 1991, Roddy McDowall pagó por una lapida que leía: “Florence Lawrence. La Chica Biograph o la primera estrella de cine.”

     

    Dato curioso: Fue Florence quien inventó los indicadores de vuelta de los carros y las señales de freno pero como nunca las patentó, no vio un solo dólar de sus inventos, que fueron usados por las compañías de carros.

     

     

     

    Leer más
  • 31-01-2019Introspectar ¿porqué no?

    por  Patricio Carvallo Thomé

    ¿Si el presidente de Estados Unidos puede cerrar el brazo ejecutivo de su gobierno en su totalidad, porque AMLO no podría cerrar los ductos de gasolina? ¿Si con el cierre del ejecutivo Trump no le paga a sus funcionarios, porqué nuestro Presidente no puede reducir los salarios de la nueva burocracia? Estas medidas implican un costo político, financiero y/o social. Quienes tendrían que manifestar su apoyo o rechazo a dichas medidas son nuestros representantes en el Congreso, concebidos como el equilibrio de fuerzas entre los poderes, ya que de lo contrario podría entenderse como servilismo ‘involuntario’.

     

    Comparto la idea de hacer las cosas diferentes, de introspectar, de reconocer nuestros errores ‘democráticos’ al haber aceptado que, por decenios, nos dieran atole con el dedo. Ésos errores, aunque pasados, también implicaron un costo que hoy seguimos pagando.

     

    Analogando nuestra situación con la liderada por Vladimir Putin, en México esperamos el proyecto claro del destino, allende al Plan Nacional de Paz y Seguridad. Aplaudo las intenciones de combatir la corrupción y la impunidad de los huachicoleros, muy bien y hablar de autosuficiencia energética. Por su implementación, me da la impresión que fue concebida para dar un ‘oportuno’ zarpazo de legitimidad, sin embargo, considero menester prioritario no caer en una pseudo-democracia que carezca de rumbo, como la venezolana.

     

    Sí, se ataca el problema central, pero con qué fines? El proyecto de Nación deberá adecuarse y marcar la pauta de las acciones e indicadores para legitimar estas decisiones! Sugiero que el Plan Nacional de Desarrollo que nos proponga el Ejecutivo evite el zarismo visto desde la óptica del control total. No critico las bondades de la producción local, pero sí señalo el riesgo de la sobreexplotación sustentado en las intenciones de apoyar al ‘pueblo’ a toda costa. Si no tenemos claro el objetivo de los apoyos a la base de la pirámide, la fortaleza que se logre en apenas tres o cuatro años será endeble y su impacto pasajero.

     

    Hasta ahora no hay muestras de coordinación entre el sector privado, el social y el ejecutivo. Por el contrario, se anunció la llegada de una nueva caravana de migrantes, pensando (ellos) que podemos ofrecer empleo a todos los afectados por el régimen de Ortega en Honduras, cuando en realidad el crecimiento económico descansa fuertemente en el sector privado, que hasta el momento no ha visto luz ni camino.

     

    Ahora bien, cómo se impactará la IED? En principio se habló de incrementar el gasto social y la inversión pública con prudencia fiscal, de lo que se espera fortalecer el crecimiento, al tiempo de reducir la pobreza y la inequidad. Pero como ya se mencionó dicha inequidad no viene de la falta de inversión a la base, sino de la corrupción. Entonces, ¿no sería mejor cerrar la contratación de funcionarios corruptos, transparentar las bases de recursos humanos y sancionar/cesar a los que ya probadamente han favorecido a sus amigos en lo obscurito?

     

    Hoy sobran mecanismos de contratación que permitirán evitar vergüenzas como las de los funcionarios de Pemex que fueron ridiculizados por ineptos y que se asocian como voceros del entorno económico global. Así, la IED será nula.

    Leer más
  • 30-11-2018Chingar y simular

    Por: Luis Farias Mackey 

    Nunca es mal momento para rescatar a Paz. Dos temas vienen a mi memoria en estos días de la Cuarta Transformación: simular y chingar.La simulación a la que se refiere el poeta es aquella que “exige una invención activa y que se recrea a sí misma a cada instante”, esa que responde al placer y fantasía, pero también “para ocultarnos y ponernos al abrigo de intrusos. La mentira, sostiene Paz, posee una importancia decisiva en nuestra vida cotidiana, en la política, el amor, la amistad.”Lo importante, sin embargo, es que con ella “no pretendemos nada más engañar a los demás, sino a nosotros mismos”.Porque “el simulador pretende ser lo que no es. Su actividad reclama una constante improvisación, un ir hacia adelante siempre –Arriba y Adelante, fue el lema del echeverriato, hoy tan presente-, entre arenas movedizas. A cada minuto hay que rehacer, recrear, modificar el personaje que fingimos, hasta que llega un momento en que realidad y apariencia, mentira y verdad, se confunden. De tejido de invenciones para deslumbrar al prójimo, la simulación se trueca en una forma superior, por artística, de la realidad. Nuestras mentiras reflejan, simultáneamente, nuestras carencias y nuestros apetitos, lo que no somos y lo que deseamos ser.”El drama del simulador es que “jamás se entrega y olvida de sí, pues dejaría de simular si se fundiera con su imagen. Al mismo tiempo, esa ficción se convierte en una parte inseparable -y espuria- de su ser: está condenado a representar toda su vida, porque entre su personaje y él se ha establecido una complicidad que nada puede romper, excepto la muerte o el sacrifico. La mentira se instala en su ser y se convierte en el fondo último de su personalidad.” El drama fue perfectamente plasmado en teatro por Usigli en El Prestidigitador, dispuesto a morir para representar su papel.De allí que sea tan difícil leer y desenmascarar a un simulador, porque es un pez en el agua en constante cambio y acomodo a las corrientes: hoy es una cosa, mañana otra; por la mañana asevera, en la tarde niega; lo malo no le toca, lo bueno le pertenece; cualquier ataque lo revierte magistralmente contra el atacante, siempre más corrupto, inepto, o malo que él en su peor faceta. Sus propios allegados se declaran impotentes de predecir y explicar sus actos (al menos racionalmente), de manera que entre simulación y mentira se recrea una realidad que, como las máscaras de Paz, devela más que lo que oculta: carencias y apetitos. Una realidad virtual, de percepciones, no de hechos, que pinta en aspiración lo que en potencia se carece; en paraíso el infierno. Una soledad solo soportable entre la masa enardecida y el templete.El simulador es un artista de la mentira que se casa con ella y termina siendo su rehén, con costos para él, la sociedad y la realidad que lo sufren.Las consultas de López Obrador no son solo simulaciones para movilizar a sus bases permanentemente, son él mismo; mentira, apetito de grandeza, carencia de medios; artificio, aire, gesticulación democrática.La realidad no juega en su ecuación, las consecuencias de sus simulaciones, mentiras y fugas hacia delante no cuentan, solo vale lo simulado. Si los mercados caen es por culpa de los conservadores -y henos de regreso al siglo XIX-, no por sus mensajes contradictorios o abiertamente rijosos.El otro tema, hablando de rijosidad, es el de chingar. “En México, dice el propio Paz, los significados de la palabra son innumerables. Es una voz mágica. Basta un cambio de tono, una inflexión apenas, para que el sentido varíe. Hay tantos matices como entonaciones: tantos significados como sentimientos. Se puede ser un chingón, un Gran Chingón (en los negocios, en la política, en el crimen, con las mujeres), un chigaquedito (silencioso, disimulado, urdiendo tramas en la sombra, avanzando cauto para dar el mazazo), un chingoncito (bueno, hasta una chingadera). Pero la pluralidad de significaciones no impide que la idea de agresión -en todos sus grados, desde el simple de incomodar, picar, zaherir, hasta el de violar, desgarrar y matar– se presente siempre como significativo último. El verbo denota violencia, salir de sí mismo y penetrar por la fuerza al otro.”Continúa el poeta, chingar “define gran parte de nuestra vida y califica nuestras relaciones con el resto de nuestros amigos y compatriotas. Para el mexicano la vida es una posibilidad de chingar o de ser chingado (…) esta concepción de la vida social como combate engendra fatalmente la división de la sociedad en fuertes y débiles (…) el servilismo ante los poderosos (…) la adhesión a personas y no a principios (…) en un mundo de chingones, de relaciones duras, presididas por la violencia y el recelo, en el que nadie se abre ni se raja y todos quieren chingar, las ideas y el trabajo cuentan poco. Lo único que vale es la hombría, el valor personal, capaz de imponerse.”Según Paz, el resentimiento reside en el fondo del carácter del chingón, por ello “no es el fundador de un pueblo; no es el patriarca que ejerce la patria potestad; no es el rey, juez, jefe de clan. Es el poder, aislado en su misma potencia, sin relación ni compromiso con el mundo exterior. Es la incomunicación pura, la soledad que se devora a sí misma y devora a lo que toca.” Es el líder vértice, de donde emana la única verdad posible, la ley verdadera y la virtud esencial.Pues bien, debemos a Taibo II la definición de la Cuarta Transformación, que consiste, perdonando la cita, en “metérnosla doblada”. Tal es su concepción de función y cargo públicos, el desiderátum y tono del próximo gobierno, su concepto de política y poder, de relación con los “otros”.Y quiénes son los otros, se pregunta Paz. “Son los ‘hijos de la chingada’: los extranjeros, los malos mexicanos, nuestros enemigos, nuestros rivales. En todo caso, los ‘otros’. Eso es, todos aquellos que no son lo que nosotros somos. Y esos otros no se definen sino en cuanto hijos de una madre tan indeterminada y vaga como ellos mismos”, como la chingada. Los otros, objeto de la penetración doblada, no son un cuerpo definido por sus ideas, clase o filiación, son todos aquellos que los violadores (chingones) determinen casuisticamente. En fiel remembranza del Virrey De la Croix, Taibo nos ha dicho y avisado que, como súbditos del gran monarca, nacimos para callar y obedecer y no para discurrir, ni opinar en los altos asuntos del gobierno, por más que vistan la mona con consultas simuladas. Nacimos para callar y ser penetrados, Congreso de por medio.El mundo que nos deja ver el gran ideólogo de la Cuarta Transformación, Paco Ignacio Taibo II, no es el propio del concierto político, la pluralidad y la democracia; las libertades y los derechos; sino el de guerra sin cuartel, el de chingar y ser chingado, el de meterla doblada y hacer ostentación de ello.Bienvenidos a la Cuarta Transformación.#LFMOpinion#Chingar#Simular#Mentira#Politica#Taibo#CallarYObedecer#CuartaTransformacion

     

    http://lfmopinion.com/1150/Chingar-y-simular

    Leer más
  • 29-11-2018Real Xenofobia

    Por Patricio Carvallo Thomé

    Vilipendiar la migración propicia que se tergiversen los términos y la percepción que nos formamos de los migrantes. Así se acuñan términos despectivos y definiciones inexactas. Haciendo una revisión de algunos medios políticos, financieros, económicos y populares de los Estados Unidos de América (EUA) puedo asegurar que existe una dicotomía fáctica entre el lado que se apoya y la objetividad. La xenofobia emergente es real y peligrosa.

    Algun@s comentaristas que se precian de ‘expertos’ acentúan el hecho que seleccionan para ampliar ciertos aspectos de su tendencia en detrimento de la realidad de otros o, incluso, de la realidad viable. Así, desde una visión humanitaria hay quienes sostienen que los migrantes son víctimas.

    Éste ángulo antepone las dificultades sociales (racismo y xenofobia inherente a su origen), económicas (pobreza, subdesarrollo) y políticas (inequidad) que éstos enfrentan. Sin embargo, hay pre-concepciones desinformadas como que vienen (o van a EUA) a quitar empleo, reducir el nivel salarial, van a elevar el nivel de inseguridad, la recaudación fiscal tendrá una carga más para los contribuyentes en materia de salud y educación, o bien que afectan la armonía y unidad nacional. El resultado de esto son los permisos para matar a migrantes, para militarizar fronteras, motivan iniciativas como el ‘Minuteman’ para disuadir el ingreso de indocumentados.

    Una respuesta diferente ante dichos constructos sociales, que enfatizan las cuestiones humanitarias y de (in)seguridad, es cambiar el paradigma que los describa como miserables, víctimas y agresores. Lo más importante es trasladar el tema de la coyuntura política hacia un fenómeno social que puede convertirse en problema si no está bien estudiado y planeado. Insisto, sentarse a elaborar una política migratoria realista, sensata que trascienda mandatos y que privilegie resultados, como la integración o la evolución. No que permita caravanas ‘intocables’ que transgreden leyes.

    El Instituto Nacional de Migración dice que la cifra de niños no acompañados (NNA) detenidos este año se incrementó 90%! Entiendo que huyen de un entorno criminal, trabajo infantil y exposición a situaciones peligrosas, pero creo que el trayecto migratorio implica lo mismo. Por otra parte, ACNUR realizó un estudio en 2014 donde señala que los NNA detenidos en EUA fueron más de 60 000  ̶  Cómo llegaron? Nadie los vio entrar?

    Si aplicamos los deseos más profundos de Donald Trump de sellar su frontera con México y garantizar que todo aquel que quiera ingresar sea revisado en sus antecedentes debemos regresar a las bases: El origen de la migración ¿qué la propicia? Y ahí tenemos la respuesta de las medidas y acuerdos que se deben establecer, por supuesto deslindando responsabilidades que contemplen costos financieros. La responsabilidad compartida de gobiernos rapaces coludidos con administraciones corruptas que buscan dinero a toda costa.

    Un alto porcentaje de las solicitudes de asilo que se presentarán en San Ysidro es muy probable que sean rechazadas. EUA tiene la capacidad de procesar de 90 a 100 solicitudes diarias. Los 10 mil integrantes de la caravana serán atendidos en 100 días. Quién se encarga de los rechazados? Más aun, qué harán (haremos) con ellos?

    Fuentes: https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2015/10236.pdf

    https://www.washingtonpost.com/world/at-the-us-border-migrant-caravan-will-slow-to-a-crawl/2018/11/16/01374426-e84e-11e8-8449-1ff263609a31_story.html?utm_term=.73e55305bfbc

    https://www.nytimes.com/2018/10/23/opinion/letters/migrant-caravan-election.html

    https://www.nytimes.com/2018/10/24/podcasts/the-daily/migrant-caravan-midterm-elections.html

    https://www.chicagotribune.com/news/nationworld/ct-migrant-caravan-tijuana-20181119-story.html

    https://www.animalpolitico.com/2018/07/muro-mexico-detenciones-menores-migrantes/

    https://www.monde-diplomatique.fr/2015/05/BENSON/52908

    Leer más
  • 09-11-2018ASERTIVIDAD POR FAVOR

    Por Patricio Carvallo Thomé

    Ante todo, soy humanista y respeto las leyes y los Derechos Humanos. Sin embargo, tras el “portazo” de los centroamericanos en la frontera sur hemos sido testigos de que las intenciones de las personas que dejan su país lo hacen por una expectativa de vida mejor. Es como un reflejo, pura subsistencia. ¿Pero qué pasa si algo se interpone? Siempre hay un ocurrente que ante el rio revuelto, busca un provecho personal a pesar, incluso, de la vida de otro.

    Las declaraciones del actual delegado del Instituto Nacional de Migración dejan ver su gran incapacidad de negociación al tiempo de evidenciar la vulnerabilidad de nuestro país. ¿Legítimo interés? ¿Permisión? Si hoy nos quieren invadir, quien sea, lo hará. No aplicar la ley nos está convirtiendo en el país más gris e inseguro del mundo y la falta de empoderamiento a las autoridades, por lo pronto la migratoria, es lamentable. El trabajo coordinado no existe, la cabeza de sector tampoco. El Secretario de Gobernación ya hizo manifiesto su falta de temple y de conocimiento.

    Lo que conlleva el permitir el ingreso descontrolado a nuestro país es incrementar la población flotante de malandrines, por decir lo menos y de maras por mencionar algunos peligrosos. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hoy vemos que Ecatepec se ubica en el noveno puesto de los municipios más peligrosos del país, y que creen, la población migrante es también, aunque ‘flotante’, de las más altas. De acuerdo con un informe del alcalde en 2016, el flujo de migrantes ascendió a casi 450 mil personas, más las 50 mil ya establecidas. Si esto lo contrastamos con los poblados de tránsito de migrantes más comunes del país veremos que en Tapachula, Arriaga, Ixtepec, Tenosique, Saltillo, Tijuana entre otros, también registran asentamientos importantes.

    Me explico. No trato de criminalizar al migrante quien, como señalé, busca una mejor opción de vida. Pero la falta de control en los puntos de internación definitivamente nos vulnera. No sabemos quién entra o sale. Peor aún, vemos cómo dicha laxitud se convierte en fosas clandestinas, en ‘canguros’ que venden drogas, en mulas que las transportan y, ya en palabras mayores, en turismo sexual, o sea trata de personas, que es parte de los ‘huecos’ migratorios. Dentro del ‘orden’ ofrecido por el Comisionado, se incrementa el gasto público de manera desproporcionada. Por ejemplo la pequeña Haití en Tijuana. ¿Cómo se creó? ¡Porque Estados Unidos hace cumplir sus leyes migratorias y no los dejó pasar!

    En este sentido, quiero proponer al nuevo comisionado designado, Dr. Tonatiuh Guillén mayor asertividad. Sugiero se refuerce el control en las fronteras, en especial las caravanas. Que los ingresos por mar y los protocolos de entrevista en aeropuertos también se reformen. La aviación privada cuenta con demasiadas autorizaciones discrecionales que en 2005 permitieron que Fujimori pasara por Tijuana sin que ‘nadie lo detectara’ aun con orden de aprensión de Interpol.

    Entonces, migrantes; respetar y garantizar el acceso y disfrute de los derechos humanos sin estar condicionado a su situación migratoria, sí. Permitir que ingresen a la fuerza violentando el estado de derecho, no. Emitir y reconocer documentos de identidad, como medida de inclusión, para acceder a educación, salud y trabajo, sí. Omitir el hecho de una internación violenta propiciada por grupos de poder, no.

    Bibliografía

    Migrantes Ecatepec: https://www.excelsior.com.mx/comunidad/2016/10/20/1123572

    http://www.politicamigratoria.gob.mx/work/models/SEGOB/Resource/2842/4/images/Propuestas_OSC_MX.pdf

    https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/destinaran-parte-de-los-ahorros-la-caravana

     

    Leer más
  • 26-10-2018Lo positivo de la migración

    Por Patricio Carvallo

    Haciendo memoria, la hoy cuestionada y agresiva caravana de migrantes inició como una búsqueda desesperada de aquellas madres en Centroamérica que no habían recibido noticias de sus hijos que dejaron su país en busca de oportunidades laborales atraídos por el sueño americano, el mito de una vida mejor. Sin embargo, el origen de dicha caravana fue el descubrimiento de una fosa en San Fernando, Tamaulipas, donde se encontraron 72 cuerpos que más tarde fueron reportados como indocumentados.

    Así, con el apoyo de algunas ONGs y la conciencia humanitaria de las autoridades del momento, las 33 mujeres ingresaron buscando a sus hijos desaparecidos y, a la vez, exigieron seguridad para los migrantes en tránsito, ya que eran secuestrados, violados o victimizados de alguna forma al ser ilegales en nuestro país. Lo positivo fue que el gobierno federal se obligó a poner atención a este fenómeno, desatando una reacción de protección a los derechos humanos, mientras que el gobierno chiapaneco hacía lo propio mediante un programa de prevención a secuestros y asistencia a víctimas de trata.

    Al pasar de los años dicha caravana creció, en parte derivado de los resultados positivos de haber encontrado a algunos familiares, aunque fuera sin vida. En esa vorágine existieron en Chiapas casos de mujeres que no estaban de acuerdo con haber recibido cuerpos que no les permitieron identificar. Entonces, el Consejero Estatal de Migrantes de Chiapas hizo el primer contacto con el equipo argentino forense, quienes ya eran conocidos en Centroamérica para identificar cuerpos, cuya técnica se aplicaría en nuestro país. Lo interesante de esta historia es que aun cuando existen funcionarios con iniciativas importantes y capaces de dar más por la tranquilidad de un paisano, los procesos se desvirtúan y terminan peor, como los 43 de Ayotzinapa, con veredicto desaprobado por la autoridad (pero esa es otra historia).

    La caravana que hoy nos ocupa con más de 2000 migrantes, no tiene pies ni cabeza. En efecto, no existe una razón humanitaria que respalde el ingreso de indocumentados. El mero hecho de querer llegar a Estados Unidos nos reafirma dos cosas; que aspirar al sueño americano es un grito de desesperación y que en México las fronteras, por más que se cuiden, son porosas y difíciles de cerrar. Por un lado hay demasiados intereses creados con la autoridad migratoria, que además de no estar armados, son los facilitadores de algunas internaciones. Por otro, varios interlocutores son quienes trabajan de manera voluntaria y ‘desinteresada’ en los albergues. Les recuerdo que todos los migrantes son negocio para alguien (esa también es otra historia).

    Hoy, la firmeza del gobierno actual podría convertirse en referente de cordura, humanismo y soberanía. Permitir el ingreso de personas en busca de desaparecidos tiene sentido, en especial cuando se trata de madres, pero aceptar a miles solo por la coyuntura, no aplica. Existe una visa de tránsito que se puede y debe gestionar en cualquier consulado mexicano. Lo más importante es que esta medida de control fronterizo, en efecto, reduce la posibilidad de repetir lo ocurrido en San Fernando. Quieren un argumento para impedir el ingreso, aquí está.

    Por Patricio Carvallo

    Haciendo memoria, la hoy cuestionada y agresiva caravana de migrantes inició como una búsqueda desesperada de aquellas madres en Centroamérica que no habían recibido noticias de sus hijos que dejaron su país en busca de oportunidades laborales atraídos por el sueño americano, el mito de una vida mejor. Sin embargo, el origen de dicha caravana fue el descubrimiento de una fosa en San Fernando, Tamaulipas, donde se encontraron 72 cuerpos que más tarde fueron reportados como indocumentados.

    Así, con el apoyo de algunas ONGs y la conciencia humanitaria de las autoridades del momento, las 33 mujeres ingresaron buscando a sus hijos desaparecidos y, a la vez, exigieron seguridad para los migrantes en tránsito, ya que eran secuestrados, violados o victimizados de alguna forma al ser ilegales en nuestro país. Lo positivo fue que el gobierno federal se obligó a poner atención a este fenómeno, desatando una reacción de protección a los derechos humanos, mientras que el gobierno chiapaneco hacía lo propio mediante un programa de prevención a secuestros y asistencia a víctimas de trata.

    Al pasar de los años dicha caravana creció, en parte derivado de los resultados positivos de haber encontrado a algunos familiares, aunque fuera sin vida. En esa vorágine existieron en Chiapas casos de mujeres que no estaban de acuerdo con haber recibido cuerpos que no les permitieron identificar. Entonces, el Consejero Estatal de Migrantes de Chiapas hizo el primer contacto con el equipo argentino forense, quienes ya eran conocidos en Centroamérica para identificar cuerpos, cuya técnica se aplicaría en nuestro país. Lo interesante de esta historia es que aun cuando existen funcionarios con iniciativas importantes y capaces de dar más por la tranquilidad de un paisano, los procesos se desvirtúan y terminan peor, como los 43 de Ayotzinapa, con veredicto desaprobado por la autoridad (pero esa es otra historia).

    La caravana que hoy nos ocupa con más de 2000 migrantes, no tiene pies ni cabeza. En efecto, no existe una razón humanitaria que respalde el ingreso de indocumentados. El mero hecho de querer llegar a Estados Unidos nos reafirma dos cosas; que aspirar al sueño americano es un grito de desesperación y que en México las fronteras, por más que se cuiden, son porosas y difíciles de cerrar. Por un lado hay demasiados intereses creados con la autoridad migratoria, que además de no estar armados, son los facilitadores de algunas internaciones. Por otro, varios interlocutores son quienes trabajan de manera voluntaria y ‘desinteresada’ en los albergues. Les recuerdo que todos los migrantes son negocio para alguien (esa también es otra historia).

    Hoy, la firmeza del gobierno actual podría convertirse en referente de cordura, humanismo y soberanía. Permitir el ingreso de personas en busca de desaparecidos tiene sentido, en especial cuando se trata de madres, pero aceptar a miles solo por la coyuntura, no aplica. Existe una visa de tránsito que se puede y debe gestionar en cualquier consulado mexicano. Lo más importante es que esta medida de control fronterizo, en efecto, reduce la posibilidad de repetir lo ocurrido en San Fernando. Quieren un argumento para impedir el ingreso, aquí está.

    -->
    Leer más
  • 05-10-2018Los lados positivos de la migración

    Por Patricio Carballo

    Los mitos en torno a la migración han acentuado negativamente la percepción que se tiene del movimiento de personas, especialmente al trascender fronteras. Por ello, en esta primer oportunidad me enfocaré en uno de los lados positivos de la migración que se caracteriza sobre todo por la cooperación internacional donde los acuerdos permiten la movilidad de trabajadores, estudiantes, técnicos y profesionales, o lo que conocemos en el medio como migración calificada o semi calificada.

    De hecho, es de particular interés lo poco que se difunden y se aprovechan los acuerdos existentes. Por ejemplo, varios gobiernos en el mundo aceptan diversas categorías de estudiantes, desde quien quiere aprender un idioma hasta los investigadores o profesionistas mexicanos que son aceptados por su alto nivel de desempeño y logros en sus respectivos campos. Esta movilidad de personas enmarcada en niveles educativos medio altos es antes que nada el resultado del esfuerzo individual que, muchas veces, se convierten en fuga de cerebros. No existen cifras exhaustivas sobre el resultado de dichos acuerdos de cooperación que desagreguen los rubros de la movilidad actual aunque, de acuerdo con el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), hay más de un millón de mexicanos en el extranjero estudiando, siendo los ingenieros y los médicos el primer rubro de interés en los países desarrollados.

    Dicho interés se basa en una estrategia política ad hoc para asegurar de alguna forma un posible ‘acuerdo’ comercial futuro que hoy se gesta desde las aulas de formación profesional del país receptor. Así, los programas educativos contemplan un porcentaje de alumnos de intercambio que, desde la política migratoria, implica la recepción de extranjeros destacados a sus aulas. El ejercicio de la política exterior, es decir, los embajadores y cónsules conocen el potencial de cada país y promueven hasta un nivel particular, universitario, acuerdos de movilidad temporal para mantener ‘frescas’ y/o complementar sus líneas de investigación.

    No obstante las prioridades de los países receptores, las oportunidades de permanencia también se han facilitado. Allende la típica gastronomía, el diseño industrial, las macropartículas y la robótica son del interés de mexicanos en Francia y Estados Unidos. Incluso existen casos de ingenieros que realizan pasantías bien pagadas en programas conjuntos europeos para prestar sus servicios en el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en francés). A quién agradecer dicha movilidad internacional, pues a varias universidades públicas politécnicas nacionales que parecen estar haciendo buen trabajo a través de sus docentes quienes ya han experimentado este proceso de superación.

    Otro punto positivo es la posibilidad de empleo. Desde el 2016, Francia realizó una reforma educativa y decidió reducir las horas lectivas de latín y griego que se imparten desde segundo de secundaria y hasta la universidad e incrementar las de español e inglés por tratarse de idiomas que, sin abundar demasiado, ya permiten diversificar los caminos del aprendizaje y desarrollo. Esta reforma, además, abrió espacios laborales para docentes mexicanos que hoy dan clases en todo el territorio galo. Diferente pero igual es el rubro de los au pair (a la par), opción destinada a jóvenes que trabajan cuidando niños y aprenden el idioma viviendo en un entorno familiar.

    Pero entonces cabe la pregunta; estudiar, es negocio? Bueno, de los casos que conozco un mexicano que alcance nivel de investigador y que se certifique en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) percibe alrededor de 70k y como investigador invitado además de sus ingresos, reciben un complemento de estancia, un bono por resultados y el reconocimiento curricular que ello implica, cerca de 100k. Por su puesto que los ingresos son relativos y que a muchos esto les puede parecer poco. Sin embargo, sí puedo decir que los ingresos son subjetivos puesto que hablamos aquí de lo positivo de la migración.

    Aclarado que a nivel individual retribuye bien, entonces qué pasa con la migración como alternativa de desarrollo para los países exportadores de estudiantes? Éste es sólo un eslabón de una política migratoria congruente. Es menester garantizar el regreso los estudiantes mexicanos y que tengan un espacio laboral cierto con ingresos dignos, que nada tenga que ver con las relaciones personales que sostengan con el gobierno correspondiente.

    Dicha congruencia radica también en los fondos que localmente se asignan a los proyectos que los nuevos egresados y especialistas proponen ante instancias públicas. Igualmente radica en la pertinencia de los proyectos que se hacen de manera conjunta con la diáspora nacional que, sin estar presente, permita aprovechar la circulación de fondos y proyectos para escalar la participación que hoy tenemos en la economía global, incluso pre-gestados desde aulas nacionales.

    Soy de la opinión que el conocimiento nacional ha crecido, y que puede crecer más hacia el fortalecimiento de nuevas vinculaciones donde las redes existentes vean un espacio de colaboración superior, en el sentido de bienestar comunitario, no individual. Un objetivo de desarrollo que, desde la política migratoria, debe gestarse como estrategia nacional que beneficie a México, en el mediano y largo plazos.

    Pero quién lo define? Bueno, hoy elegimos una época de la dirigencia nacional diferente, que incluye sus principios políticos rectores. La oportunidad está dada y la mesa limpia, esperando se sometan las propuestas necesarias para el cambio.

    Fuentes:

    http://cache.media.eduscol.education.fr/file/College_2016/88/8/FAQ_LVE_et_Reforme_du_college_533888.pdf

    https://www.iom.int/news/central-and-north-american-countries-discuss-labour-migration-governance#.W5LEAhmxPNk.twitter https://www.gob.mx/sre/articulos/mexico-es-uno-de-los-paises-con-mas-altos-indices-de-migracion-calificada?idiom=es

     

    Por Patricio Carballo

    Los mitos en torno a la migración han acentuado negativamente la percepción que se tiene del movimiento de personas, especialmente al trascender fronteras. Por ello, en esta primer oportunidad me enfocaré en uno de los lados positivos de la migración que se caracteriza sobre todo por la cooperación internacional donde los acuerdos permiten la movilidad de trabajadores, estudiantes, técnicos y profesionales, o lo que conocemos en el medio como migración calificada o semi calificada.

    De hecho, es de particular interés lo poco que se difunden y se aprovechan los acuerdos existentes. Por ejemplo, varios gobiernos en el mundo aceptan diversas categorías de estudiantes, desde quien quiere aprender un idioma hasta los investigadores o profesionistas mexicanos que son aceptados por su alto nivel de desempeño y logros en sus respectivos campos. Esta movilidad de personas enmarcada en niveles educativos medio altos es antes que nada el resultado del esfuerzo individual que, muchas veces, se convierten en fuga de cerebros. No existen cifras exhaustivas sobre el resultado de dichos acuerdos de cooperación que desagreguen los rubros de la movilidad actual aunque, de acuerdo con el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), hay más de un millón de mexicanos en el extranjero estudiando, siendo los ingenieros y los médicos el primer rubro de interés en los países desarrollados.

    Dicho interés se basa en una estrategia política ad hoc para asegurar de alguna forma un posible ‘acuerdo’ comercial futuro que hoy se gesta desde las aulas de formación profesional del país receptor. Así, los programas educativos contemplan un porcentaje de alumnos de intercambio que, desde la política migratoria, implica la recepción de extranjeros destacados a sus aulas. El ejercicio de la política exterior, es decir, los embajadores y cónsules conocen el potencial de cada país y promueven hasta un nivel particular, universitario, acuerdos de movilidad temporal para mantener ‘frescas’ y/o complementar sus líneas de investigación.

    No obstante las prioridades de los países receptores, las oportunidades de permanencia también se han facilitado. Allende la típica gastronomía, el diseño industrial, las macropartículas y la robótica son del interés de mexicanos en Francia y Estados Unidos. Incluso existen casos de ingenieros que realizan pasantías bien pagadas en programas conjuntos europeos para prestar sus servicios en el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en francés). A quién agradecer dicha movilidad internacional, pues a varias universidades públicas politécnicas nacionales que parecen estar haciendo buen trabajo a través de sus docentes quienes ya han experimentado este proceso de superación.

    Otro punto positivo es la posibilidad de empleo. Desde el 2016, Francia realizó una reforma educativa y decidió reducir las horas lectivas de latín y griego que se imparten desde segundo de secundaria y hasta la universidad e incrementar las de español e inglés por tratarse de idiomas que, sin abundar demasiado, ya permiten diversificar los caminos del aprendizaje y desarrollo. Esta reforma, además, abrió espacios laborales para docentes mexicanos que hoy dan clases en todo el territorio galo. Diferente pero igual es el rubro de los au pair (a la par), opción destinada a jóvenes que trabajan cuidando niños y aprenden el idioma viviendo en un entorno familiar.

    Pero entonces cabe la pregunta; estudiar, es negocio? Bueno, de los casos que conozco un mexicano que alcance nivel de investigador y que se certifique en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) percibe alrededor de 70k y como investigador invitado además de sus ingresos, reciben un complemento de estancia, un bono por resultados y el reconocimiento curricular que ello implica, cerca de 100k. Por su puesto que los ingresos son relativos y que a muchos esto les puede parecer poco. Sin embargo, sí puedo decir que los ingresos son subjetivos puesto que hablamos aquí de lo positivo de la migración.

    Aclarado que a nivel individual retribuye bien, entonces qué pasa con la migración como alternativa de desarrollo para los países exportadores de estudiantes? Éste es sólo un eslabón de una política migratoria congruente. Es menester garantizar el regreso los estudiantes mexicanos y que tengan un espacio laboral cierto con ingresos dignos, que nada tenga que ver con las relaciones personales que sostengan con el gobierno correspondiente.

    Dicha congruencia radica también en los fondos que localmente se asignan a los proyectos que los nuevos egresados y especialistas proponen ante instancias públicas. Igualmente radica en la pertinencia de los proyectos que se hacen de manera conjunta con la diáspora nacional que, sin estar presente, permita aprovechar la circulación de fondos y proyectos para escalar la participación que hoy tenemos en la economía global, incluso pre-gestados desde aulas nacionales.

    Soy de la opinión que el conocimiento nacional ha crecido, y que puede crecer más hacia el fortalecimiento de nuevas vinculaciones donde las redes existentes vean un espacio de colaboración superior, en el sentido de bienestar comunitario, no individual. Un objetivo de desarrollo que, desde la política migratoria, debe gestarse como estrategia nacional que beneficie a México, en el mediano y largo plazos.

    Pero quién lo define? Bueno, hoy elegimos una época de la dirigencia nacional diferente, que incluye sus principios políticos rectores. La oportunidad está dada y la mesa limpia, esperando se sometan las propuestas necesarias para el cambio.

    Fuentes:

    http://cache.media.eduscol.education.fr/file/College_2016/88/8/FAQ_LVE_et_Reforme_du_college_533888.pdf

    https://www.iom.int/news/central-and-north-american-countries-discuss-labour-migration-governance#.W5LEAhmxPNk.twitter https://www.gob.mx/sre/articulos/mexico-es-uno-de-los-paises-con-mas-altos-indices-de-migracion-calificada?idiom=es

     

    -->
    Leer más
  • 12-10-2017Las corruptelas

    por Mónica Uribe

     

    La entrega pasada lo dediqué a cuestionar la secesión catalana, cuáles son sus orígenes y hacia dónde va el proceso, ya que se efectuará plebiscito, ilegal para el gobierno de Madrid, el próximo domingo 1 de octubre. Pero ante la situación de la CDMX después del sismo del 19 de septiembre, creo que tiene más sentido atender la oscuridad de la casa.

    Lo que más me asombra de las consecuencias del temblor es que la corrupción está detrás de la gran mayoría de los colapsos, derrumbes y afectaciones de los más de 3 mil 800 edificios que resultaron dañados, según los datos oficiales disponibles.  Resulta patético que por la codicia de los desarrolladores  - y hay que decir que también un poco de quienes venden sus solares en zonas de alta demanda inmobiliaria -, la corrupción de las inmobiliaria y de las autoridades que conceden los permisos de construcción y que verifican el cumplimiento de las normas de construcción y seguridad, miles de familias se quedaron sin su patrimonio y muchas personas perdieron la vida. Más que patético es criminal y ha sido una práctica solapada de algún modo por la sociedad misma, al demandar inmuebles en zonas que ya no pueden aguantar más población, en la lógica del acceso de bienes y servicios, en el mejor de los casos.

    Están también las formas en que la autoridad orienta al desarrollo inmobiliario de la ciudad. López Obrador apostó a la repoblación del centro histórico y del casco antiguo, con el famoso Bando 2. Marcelo Ebrard estimuló el desarrollo de la zona poniente  - lo mismo que su mentor Manuel Camacho -  con la Norma 26, permitiendo la construcción de vivienda social en todas las delegaciones; mientras que Miguel Ángel Mancera se decantó en favor de la gentrificación de zonas y barrios más tradicionales: la Escandón, la Santa María, la San Rafael, son ejemplos de ello, con la idea de crear ciudades dentro de la ciudad misma.

    Miles de solares en la ciudad eran terrenos unifamiliares en los cuales se han construido edificios de departamentos que implican que un mismo predio en lugar de albergar siete personas, soporte a setenta, los que consumen diez veces más agua, generan diez veces más basura y así sucesivamente. Mi colonia, la del Valle, es un ejemplo clásico de especulación inmobiliaria. Pero también la Nápoles, la Narvarte, la General Anaya y la Álamos en la Benito Juárez. Cada día hay menos casas y más edificios. En la del Valle se han derribado hermosísimas casas art decó, sin el menor miramiento, para construir departamentos. Es un aspecto que la especulación no toma en cuenta: la destrucción de la historia arquitectónica de la ciudad. 

    Todo esto pasa por un factor que tampoco se toma mucho en cuenta: el envejecimiento de la población en zonas urbanas, algunas de alta plusvalía, como la del Valle, Polanco y las Lomas de Chapultepec, con predios lo suficientemente grandes que permiten la construcción de edificios de departamentos. Generalmente, las personas mayores ya no pueden ocuparse de casas grandes y prefieren mudarse a espacios más pequeños porque ya no hay hijos que se queden en la casa familiar para cuidar a los padres. En ese caso, la opción sensata es vender. Alternativamente, las personas mayores se ven forzadas a vender porque carecen de una seguridad económica para su jubilación o porque sencillamente, ya su edad no les permite atender debidamente la propiedad. La clásica disyuntiva entre mantequilla o cañones. Está también la posibilidad de que sean casas y/o terrenos que los herederos necesiten vender para repartirse “justa y equitativamente” una herencia. Además, la demanda de terrenos en las mencionadas colonias y otras donde el boom inmobiliario es más marcado, estimula la corrupción de las autoridades para la concesión de permisos de construcción, los cuales obvian muchas veces la seguridad no sólo de la obra en cuestión, sino de las propiedades aledañas. 

    Un caso que me toca de cerca está en Estorninos 94, Lomas de las Águilas en la delegación Álvaro Obregón, una calle antes de que empiece la barranca de Tarango. Justo en ese predio se construye un edificio que se recargó sobre una casa, Estorninos 90, a la que dejó inhabitable desde antes del temblor del 19 de septiembre y ha causado daño estructural a la casa que colinda del otro lado del edificio, propiedad de una querida amiga. Desde luego, se han acercado a la delegación Álvaro Obregón para que ponga orden a la constructora  - Constructora e Inmobiliaria Marlue, S.A. De C.V. -, que ha violado el uso de suelo en una zona de alta peligrosidad por la gran cantidad de minas. Esta obra de Estorninos 94 inició en 2014 y el permiso de construcción estuvo vigente hasta enero de 2016, lapso en el cual los vecinos han protestado infructuosamente. Incluso tras el 19S, Protección Civil suspendió la obra y dio la orden de evacuar, pero aún siguen trabajando en el edificio, lo significa que alguien está protegiendo a la desarrolladora responsable del proyecto de Estorninos 94. Los vecinos han acusado a Mario Alberto Juárez Corona, Director General Jurídico, encargado de autorizar los permisos de construcción, a Jerónimo Díaz Sánchez, Verificador de Obras, encargados de autorizar y verificar las obras en Álvaro Obregón y, por supuesto a la delegada en Álvaro Obregón, María Antonieta Hidalgo Torres, de estar en connivencia con la Constructora e Inmobiliaria Marlue, S.A. de C.V.  y lo más seguro es que tengan razón, porque no es normal que, pese a las instrucciones de Protección Civil, nuevamente haya trabajadores en Estorninos 94, reparando grietas. Lo que evidentemente no podrán reparar son los pedazos de jardín caídos a la barranca el pasado 19 de septiembre de ambos predios Estorninos 90 y 94 …

    Otro caso, esta vez en Lomas Altas, delegación Miguel Hidalgo. Desde hace años, los vecinos se han organizado para impedir la construcción de una torre de departamentos en la barranca de Dolores, que hace parte de la zona ecológica del Bosque de Chapultepec. Lograron detener las obras en 2013. Pero en cuanto llegó Xóchitl Gálvez a la jefatura delegacional en 2015, comenzó de nuevo la intentona del arquitecto responsable, Carlos Herrera y los constructores Gorshtein Fasja Arquitectos. Se trata de un predio que está marcado con el número 98 de la Privada de los Príncipes, calle que existe desde 1935 y hoy corresponde al número 2570 de Avenida Paseo de la Reforma. Independientemente del daño ecológico que se provoca a la barranca de Dolores, Privada de los Príncipes es una calle de 4.5 metros ancho, no soporta el peso del paso de los materiales y esto ya ha provocado daños en las casas aledañas al predio 98, especialmente al número 90, propiedad de otra queridísima amiga.

    Por lo demás, el mencionado predio 98 originalmente constaba de mil metros cuadrados y después aparecieron tres mil metros más que corresponden a la barranca, según consta en el contrato de compraventa que suscribió la heredera del predio, María Teresa Yturbe con Gorshtein Fasja Arquitectos, por un monto de 25 millones de dólares. Durante el primer intento de construcción de 25 departamentos, utilizando espacios de la barranca, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) descubrió, por la denuncia oportuna de vecinos de Constituyentes, que la zona era hábitat de especies de aves en peligro de extinción. Gracias a ello se paró la obra. Ahora el proyecto es una torre de cinco departamentos de mil metros cada uno, pero igualmente, se pone en riesgo no sólo el suministro de los servicios agua potable y drenaje, sino el equilibrio de uno de los pulmones del Bosque de Chapultepec. Lo más grave es que, pese a la contingencia por el sismo, las obras continúan.

    En ambos casos se ve corrupción de ida y vuelta. De las autoridades que autorizan licencias de construcción y obvian los requisitos en materia de seguridad y protección civil. También se ve la corrupción y avaricia de los desarrolladores e inmobiliarias que no dudan en corromper a las autoridades con tal de ganar dinero. Nuevamente, se requiere de la autocrítica social para zanjar estos asuntos en los cuales la codicia es el criterio que prevalece frente al riesgo en la seguridad de las personas y del medio ambiente.

    Leer más
  • 01-09-2017LA ORFANDAD DEL PRI DEL  2000 AL  2012...Y LOS  GOBERNADORES CORRUPTOS.

    Por Raúl González Avelar

    El fenómeno de la orfandad del PRI durante  los doce  años de los gobiernos del PAN, es un capítulo de la historia política del país poco analizado. Los  escasos enfoques  sobre el tema generalmente se refieren al aspecto de la alternancia como un  hecho que marcó un hito, pero que en la realidad del país ha tenido magros resultados.

    La excepción  sería el Estado  de Durango en donde la alternancia si ha marcado una diferencia sustancial, pues se ha restablecido el estado de derecho y los gobiernos, estatal y municipal, se conducen con honestidad y eficiencia. 

    Por lo que respecta al fenómeno de la corrupción, es claro que responde a un gran número de factores,  cuyo denominador común parece ser un elemento  del ADN incrustado en un gran número de  mexicanos. No respeta niveles económicos ni sociales ni sectores. En el público y privado se establece como una conveniente simbiosis. Es como la humedad que invade todo la casa común  y se nutre de la impunidad. 

    Recientemente en nuestro país  este flagelo se  ha manifestado mediáticamente, en el gran número de gobernadores que han resultado unos atracadores de las finanzas públicas de sus estados, rebasando el campo simplemente delincuencial para ubicarse en el de la siquiatría. No es explicable que los diez y seis  gobernadores que están señalados, iniciados y/o perseguidos (Chihuahua, Veracruz, Quintana Roo, Durango, Sonora y otros muchos más)   piensen que podrían vivir libremente después de robarse miles de millones de pesos. Y uno se pregunta: ¿por qué ese desenfrenado y enfermizo deseo de poseer tantos millones , Qué pasará por sus mentes cuando saquean a su estado, a qué nivel de degradación ética y moral han llegado, se sienten totalmente impunes, qué no tienen familia?.

    En este complicado tema, trataremos de señalar un factor común que consideramos  se registra en el caso de los gobernadores señalados  y es la forma en que fueron seleccionados como candidatos. 

    En efecto, la orfandad del PRI durante los doce años que gobernó  el PAN. provocó que los candidatos a gobernadores del PRI, en los distintos estados, estuviera  decidido por el gobernador saliente y el presidente del partido en turno. Lo cual fue una pésima combinación, pues predominaron los mafiosos intereses locales y la necesidad de logra la impunidad y ya  sin el control presidencial que atemperara  los interese locales, sin que esto quiera decir que antes, con la exclusiva  selección presidencial, no se registraran   gobernadores corruptos. La diferencia es el desenfreno total observado durante  la mencionada orfandad  del PRI. Veamos la situación: 

    En el 2003 en Sonora,  siendo presidente del PRI el impresentable Roberto Madrazo y gobernador Manlio Fabio Beltrones,   nombran entre los dos a Eduardo Bours C.

    En ese mismo año en Oaxaca, siendo gobernador José Murat y coludido otra vez, con el presidente del partido, Roberto Madrazo,  nombran a Ulises Ruíz Ortiz (toda una banda).

    En  el 2004 en Durango en un caso extraordinario, rebasan al gobernador Ángel Sergio Guerrero Mier,  e Ismael Hernández coludido,   con Roberto Madrazo, se auto nombra candidato en contra de la estructura partidista, lo que representó  de hecho un  “golpe de estado” 

    En el 2004, en Veracruz el gobernador Miguel Alemán, no puede con el eterno Roberto Madrazo quien nombra a Fidel Herrera, otra fichita que después impondría al delincuente  Javier Duarte. 

    En el 2005, en Puebla, el gobernador Melquiades Morales, junto con ( otra vez) Roberto Madrazo, presidente del PRI, nombran al “gobernador precioso”  Mario Marín Torres. 

    En 2005, en Coahuila siendo gobernador Enrique Martínez y Martínez se  impone por enésima vez Roberto Madrazo, presidente del PRI y nombra a Rubén Moreira, otro cuestionado. Fue la última intervención de este

    mafiosos  personaje  que presidió el PRI del 4 de marzo de 2002 al 31 de agosto del 2005.

    En el 2010 en Veracruz, el inefable Fidel Herrera convence a Beatriz Paredes para nombrar a Javier Duarte. “ El loquito fotogénico”, para cubrir su cochinero. 

    En 2010 en Chihuahua, siendo gobernador José Reyes Baeza y presidenta del PRI  Beatriz Paredes se nombra  al inolvidable Cesar Duarte, (posiblemente sin el visto bueno del gobernador). 

    En 2010 en Durango, el gobernador del estado Ismael Hernández Deras, interviene nuevamente en la sucesión y convence a Beatriz Paredes para nombrar a Jorge Herrera Caldera .

    En el 2016 otra vez interviene Ismael Hernández Deras y convence a Manlio Fabio Beltrones, presidente del PRI  (asegurándole su triunfo) para que nombre  a Esteban Villegas, con lo cual logra  intervenir en tres elecciones de candidato a gobernador de  Durango: dos con éxito y una última, en el 2016, frustrada por la sociedad, que no acepó el  intento de establecer una “Monarquía  del Mezquital” de diez y ocho años. Pero que tercamente insiste en permanecer en este 2017, aún  a costa de destruir  lo que queda del PRI en el estado.   

    El otro factor común que posibilitó el saqueo de estos sátrapas, fue el arrebatado federalismo que canalizó recursos a los estados sin control federal, dejando esta función  a los Congresos locales, siempre dóciles y controlados por los ejecutivos correspondientes. La fugaz bonanza  petrolera engrosó lo bolsillos de la mayoría de los gobernadores, sin distingos de partido. Diez y seis de ellos están  sujetos a investigación, en proceso o detenidos. La gran mayoría del PRI. 

    Finalmente un atento comentario  a los señores gobernadores y en general a todos los servidores públicos  en funciones, de todos los partidos: cuídense de saquear los recursos públicos. Si no es por honestos, cuando menos para que no pasen sus últimos días pudriéndose  en la cárcel  sin poder disfrutar de lo robado, como afortunadamente será de aquí en adelante, el destino de los saqueadores del erario.

     

    Leer más


Blog

Plumas invitadas

Plumas invitadas

En este espacio aparecerán artículos firmados por colaboradores ajenos al GRR quienes aportan su conocimiento y sus letras para enriquecer la información de este portal


TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter