ANUNCIO-ARREOLA-1.png
GRR logo

México D.F. Viernes 06 de Diciembre de 2019 | 05:49



Tendencias

EL MISTERIO DEL LAGO ESQUELETO

Escrito por GG Santillán

EL MISTERIO DEL LAGO ESQUELETO

Imaginen que son un guardia forestal en la India de 1942. En uno de sus patrullajes se encuentran con un lago congelado lleno de huesos. Tan lleno de huesos que de hecho sobresalen del agua y se esparcen sobre la orilla del lago como macabros adornos. Siendo 1942 asumen que se acaban de encontrar con la guarida malévola de algún villano Nazi y llaman al gobierno británico para que examine la situación.

                                    

                                 Probablemente la guarida de este villano Nazi

Por un par de semanas, los británicos temen que los huesos sean restos de un pelotón japones que intentaba escabullirse por tierra hacia India, pero cuando examinan más de cerca se dan cuenta de que los restos no son lo suficientemente frescos como para coincidir con esa teoría. Con la urgencia de una invasión disipada, el misterio de los huesos se abandona y por décadas permanece olvidado. Guerras, reconstrucciones e independencias hacen imposible su investigación y durante años se crean mitos a su alrededor: era un ejército indio que regresaba de alguna guerra en tierras lejanas, era un rey y su cortejo que habían sido castigados por los dioses, eran sacrificios humanos.

Este es el misterio de Roopkund, apodado el Lago Esqueleto, un cuerpo de agua localizado en un valle en el Himalaya a 5000 metros de altura. Se estima que en el lago hay restos de más de 600 cuerpos.

Pasaría más de medio siglo antes de que una investigación apropiada fuera posible pero finalmente, en 2004, un grupo de arqueólogos y científicos fue al Lago Esqueleto y sacaron restos para analizarlos. Se disiparon algunos misterios y se encontraron con otros. Por ejemplo, descubrieron que los huesos muy probablemente no pertenecían a un ejercito ya que, entre los restos, había mujeres y niños. Descubrieron que, aproximadamente 200 de los muertos habían fallecido en un solo evento durante el siglo 9. Estos 200 cuerpos (que coincidían genéticamente con herencia surasiática) presentaban cráneos rotos como si algo enorme y absolutamente redondo hubiera caído justo sobre ellos desde el cielo. Ya que la zona tiene un clima extremo y es conocida por tormentas de granizo en donde el hielo puede llegar a tener una circunferencia de hasta 30 cm, se llegó a la conclusión de que este grupo de personas estaba en la zona para un peregrinaje conocido como Nanda Devi Raj Jat, una celebración religiosa que se celebra desde hace dos milenios, cuando fueron sorprendidos por una tormenta y, sin poder encontrar un lugar donde esconderse, murieron a causa del granizo gigante. Curiosamente las tribus himalayas de la zona tienen leyendas milenarias acerca de una diosa (Nanda Devi) que castiga a los grupos extranjeros que se atrevan a invadir su montaña. ¿Su método de castigo? Bolas de metal que caen desde los cielos.

Esto solucionaba, mas o menos, el misterio de 200 de los cuerpos, pero los demás permanecerían un enigma hasta 2019, cuando otro grupo de arqueólogos y científicos llegó a la conclusión de que los demás restos se habían producido a través de los últimos 1000 años, de formas distintas. Más extraño aún varios de los cuerpos eran de etnias que no coincidían con la zona. Un tercio de los restos eran de herencia mediterránea, genéticamente similares a los cretenses modernos. La doctora Kathleen Morrison, jefa del departamento de antropología de la Universidad de Pennsylvania dice que esto no es tan extraño ya que el subcontinente ha sido presa de invasiones europeas desde los tiempos de la Antigua Grecia. Sin embargo, ha sido comprobado que los restos mediterráneos, como los surasiáticos, no pertenecen a soldados. También había mujeres y niños entre ellos y no se ha encontrado una sola arma de guerra.

Estos son los dos grupos más grandes en el lago, pero hay restos cuya etnia es distinta a ellos y permanece un misterio. Un misterio también es que los restos no parecen tener un patrón. Los hay de distinta clase social, grupo étnico, genero, edad y siglo. Casi ninguno murió por violencia y solo algunos murieron por el granizo gigante, pero muchos de ellos, ya sea por distancia o por religión, se encontraban inexplicablemente en Roopkund, un lugar helado a 5000 metros de altura en el Himalaya cuando murieron. Sabemos que los huesos no fueron puestos ahí por mano humana. ¿Qué fue lo que llevó a tantas poblaciones distintas hasta un punto tan recóndito? ¿Y qué fue lo que los mató?

¿La Diosa Nanda Devi? ¿Alienígenas ancestrales? ¿Simple clima? Hasta que los arqueólogos nos den una mejor respuesta, todo es posible. (Excepto la diosa y los alienígenas ancestrales, eso no es posible).

                                        









Ultima Modificacion: Jueves 29 de agosto 03.02 hrs

send send

Comentarios


TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter